Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


Banca se sobrepone a "apretón" de liquidez

Wilmer Murillo [email protected] | Miércoles 24 junio, 2009



Divisas las obtienen en el país y en el exterior
Banca se sobrepone a “apretón” de liquidez

> Préstamo de $500 millones que pretendía capitalizar a entidades financieras fue rechazado
> Liquidez estaría siendo “guardada” debido a que existe una ajustada suficiencia patrimonial

Aunque todavía es temprano para lanzar las campanas al vuelo, los bancos festejan que ya disponen de suficiente efectivo.
El impacto más fuerte de la crisis financiera internacional se manifestó en una reducción sustancial de las fuentes de liquidez externas de la banca.
Ese “apretón” de liquidez y el cierre de líneas de crédito de bancos del exterior parece ir quedando en el pasado.

“Este proceso lo vivió en general el sistema bancario el último trimestre del año pasado”, dijo Gerardo Corrales, gerente general del BAC San José.
La solvencia de la banca costarricense y en general del sistema financiero, se puso de manifiesto luego de que los banqueros resolvieron rechazar un crédito para necesidades de liquidez, que de emergencia le aprobó a Costa Rica el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
“No podemos dar por concluida la crisis, pero sí podemos decir que el apretón de liquidez y el cierre de líneas de bancos del exterior, a la fecha, ha sido superado”, argumentó al respecto Corrales.
El Banco Interamericano de Desarrollo aprobó recientemente $500 millones al país abriendo la posibilidad a los bancos para usar líneas habilitadas por el Banco Central en la medida en que no les fuese suficiente el fondeo en dólares americanos existente en el mercado local, junto con el proveniente de las líneas internacionales de las que actualmente disponen.
Al ser superado el problema de liquidez, los bancos comerciales costarricenses consideraron la conveniencia de no formalizar el crédito, dado el costo de los fondos.
“El costo era muy alto para lo que se consigue hoy en el mercado local e internacional”, añadió Luis Liberman, gerente general de Scotiabank.
El “pricing” de los recursos que estaban disponibles no es tan concesional como lo indica el hecho de que el programa de apoyo a problemas temporales de liquidez estaba basado con un costo Libor +400 puntos básicos.
“La crisis no ha terminado ni mucho menos pero la liquidez ha mejorado sustancialmente y los bancos comerciales han podido conseguir fondos en dólares tanto aquí como con lo
s bancos corresponsales”, señaló en ese sentido el gerente de Scotiabank.
Lo que ha pasado es que se
han restablecido los flujos de capitales a raíz de la gran inyección de fondos que han hecho los bancos centrales de Europa y Estados Unidos.
“Como de costumbre, el riesgo no ha desaparecido, solo se ha reducido. Otro pánico y puede volver a pasar lo mismo”, precisó Liberman.

La recuperación de la banca internacional es un proceso lento y aunque con signos de mejoría el riesgo se mantiene latente, adujo por su parte, Guillermo Quesada, gerente general de Bancrédito.
Nos parece que las condiciones a nivel internacional han empezado a evolucionar positivamente, que la banca internacional ha
comenzado a proveer nuevamente liquidez y reactivado líneas de crédito a los bancos, y que la liquidez en general de la banca costarricense ha mejorado, coincidió Leonardo Acuña, subgerente del Banco de Costa Rica.
Los bancos han empezado a normalizar el acceso a fuentes de fondos del mercado internacional, lo que es muy positivo para Costa Rica.
La banca nacional ha logrado solventar las limitaciones de liquidez en moneda extranjera.
Pero no se han descuidado los mecanismos para inyectar un mayor nivel de liquidez en moneda extranjera a los bancos.
Esta es la razón de que las autoridades monetarias sostengan mecanismos de liquidez alternos, como un crédito del Banco Central con el Fondo Monetario Internacional por más de $700 millones, que se mantiene en pie.



Wilmer Murillo
[email protected]