Enviar
Banca privada cerró 2007 con pérdidas


La apreciación del colón frente al dólar y la caída en las tasas de interés redujeron las utilidades de las entidades el año pasado

Agustina Cobas
[email protected]

El año pasado no será fácil de olvidar para las autoridades de los bancos comerciales en Costa Rica.
La fuerte reducción de las tasas de interés, la repentina modificación del régimen cambiario en noviembre, con la consecuente apreciación del colón, complicaron la tarea a los bancos, que debieron realizar toda suerte de modificaciones en sus balances para minimizar el impacto negativo de estos eventos.
A esto se sumó la agresiva competencia por clientes que comenzó a profundizarse el año pasado, una vez que los nuevos participantes del sistema se establecieron en el mercado.
Frente a la llegada de estos gigantes, los bancos estatales y privados locales afinaron también sus estrategias y se unieron a la intensa caza de clientes.
Estos obstáculos que debieron sortear en el camino les representaron, a los bancos privados, una reducción del 40% en las utilidades generadas respecto al año anterior, mientras que los bancos estatales la aumentaron un 11%.
Esto se debe, en parte, a que los estatales tienen una menor posición en divisas que los privados, lo que hizo que el impacto de la apreciación del colón frente al dólar no afectara en gran medida sus resultados financieros.
Al igual que en 2006, el año pasado los Bancos Popular y Nacional concentraron el 55% de los ingresos generados por intermediación financiera de todo el sistema bancario, mientras que el resto se repartió entre los demás participantes, donde los bancos BAC y Scotiabank se llevaron las porciones más grandes.
Así se desprende del ranking realizado por Inversionista, en el que se analizaron los resultados financieros de los bancos privados y estatales, comparando los resultados obtenidos en 2007 frente a los del año anterior.
Aunque en 2007 las colocaciones de créditos en el sector privado aumentaron más del 30% respecto al año anterior, este fuerte crecimiento no fue suficiente para compensar la disminución en las tasas de interés en colones, que entre enero y diciembre se redujeron en más de un 5%.
Esto afectó en forma importante los resultados financieros de todo el sistema bancario, reduciendo los ingresos por intermediación financiera, el principal negocio de los bancos.
“La reducción de ingresos se originó básicamente por la disminución generalizada de tasas de interés en el sistema bancario”, señaló Guillermo Quesada, gerente de Bancrédito.
Gerardo Corrales, gerente de BAC San José coincide con esta apreciación.
“El elemento más importante fue el ajuste drástico que sufrieron las tasas de interés en colones. Además, dependiendo de la estructura de financiamiento de cada banco, aquellos con mayor proporción en certificados de depósito no pudieron trasladar esta reducción de forma inmediata en la parte pasiva”, señaló Corrales.
Por otra parte, mientras las entidades privadas experimentaron una reducción del 40% en la utilidad neta, los del Estado la incrementaron en alrededor del 11%.
Esta diferencia la explica, entre otros factores, por el impacto de la apreciación del colón sobre el balance de las entidades.
“En el caso de la banca privada, creo que se debió a los procesos de fusión y reestructuración de los bancos más grandes, además de las pérdidas cambiarias por la apreciación”, opinó Gilberto Serrano, gerente de Banco Lafise.
Esta entidad fue una de las cinco privadas que lograron incrementar sus ganancias el año pasado.

Pie de foto/Archivo
“Creo que 2008 presenta muchas oportunidades, pero hay que verlo con cautela, principalmente por el entorno económico mundial”, comentó Gilberto Serrano, gerente de Banco Lafise.



  


  

  
Ver comentarios