Enviar
Entidades financieras buscan salvaguardar su suficiencia patrimonial ante posibles alzas en las tasas de interés
Banca endurece acceso a créditos inmobiliarios

• Entrega de préstamos será más rigurosa con el objetivo de evadir cualquier acción que produzca una crisis como la que atraviesa Estados Unidos
• Constructores aseguran que la falta de financiamiento ha producido la paralización de algunas obras

Karen Retana
[email protected]

El acceso a préstamos dirigidos al sector inmobiliario será más riguroso. El viejo refrán “mejor prevenir que lamentar” está siendo aplicado por algunos bancos locales, ante la crisis subprime que conmocionó a Estados Unidos.
El objetivo ahora es cuidar la sanidad de las carteras ante posibles incrementos en las tasas de interés y con ello salvaguardar la suficiencia patrimonial.
“El Banco Central nos está llamando la atención por la expansión de la cartera. Tenemos que meter freno, ser más comedidos y rigurosos”, sostuvo Bernardo Alfaro, subgerente general del Banco Nacional de Costa Rica.
La decisión tomada en el Nacional es impulsada a su vez por otras variables del mercado, como la fluctuación en el tipo de cam
bio.
“La cartera funciona como un acordeón. Cuando se revalúa el colón la cartera en dólares se encoge y viceversa. Este tipo de movimientos en el mercado bursátil atenta contra la suficiencia patrimonial”, aseguro el representante.
Situaciones de este tipo provocan que la banca sea más selectiva a la hora de prestar a los proyectos, con el objetivo de evitar los errores que cometieron los grandes bancos internacionales.
Acciones similares también se ponen en práctica en el Banco de Costa Rica (BCR). Prueba de ello es que para este año estiman un crecimiento del crédito en un poco más del 30%, cifra inferior con respecto a 2007 que alcanzó el 56%.
“El BCR está siendo más restrictivo en la concesión de crédito, por ejemplo se ajustaron algunas tasas de interés en promedio entre un 1% y un 1,5% hacia el alza, concesión de crédito en moneda extranjera solo a generadores de sus ingresos en esa moneda, disminución de las metas de crecimiento de crédito durante 2008”, sostuvo Mario Rivera, gerente general del BCR.
En el Banco Popular se cerraron los créditos en dólares y se evalúa con rigurosidad la entrega de créditos debido a una eventual alza en las tasas.
Por su parte, en el BAC aseguraron que las políticas de crédito no han variado. No obstante, se aplican las recomendaciones de la Superintendencia de Entidades Financieras (Sugef) en cuanto a la sensibilidad del tipo de interés y el tipo de cambio.
“Seguimos siendo prudentes. Lo que ha variado son las tasas de interés, hemos ajustado un punto porcentual a las tasas en colones”, comentó Gerardo Corrales, gerente general del BAC.
Similar es la posición de otros representantes del sector financiero. “En el Banco realizamos una revisión de las condiciones con el cliente para verificar su poder adquisitivo real, así como su historial crediticio. Además somos muy conservadores a la hora de valorar las propiedades, esto nos ha permitido tener una cartera de clientes muy sana”, aseguró Leticia Balma, gerente de Crédito Hipotecario del HSBC.
La mesura con la que están trabajando las diferentes entidades financieras es aprobada por algunos economistas, quienes aseguran que el manejo de la crisis subprime en Estados Unidos debe servir de lección a los banqueros para que sean cuidadosos con sus carteras crediticias.
Sin embargo, dichas restricciones han cobrado sus primeras repercusiones en el sector, ya que algunas obras se han paralizado.
“Edificar tiene unos 20 proye
ctos con muchos tipos de desarrolladores, quienes se quejan de la falta de financiamiento a raíz del pánico que existe en los bancos a la hora de prestar”, aseguró Juan José Castro, arquitecto de Edificar.
Otros constructores como Víctor Acón, gerente y director de proyectos de Vanderlat y Jiménez, aseguran que la solicitud de más garantías crediticias ha propiciado que algunos proyectos no se materialicen. Sin embargo, esto no significa que la construcción vaya a sufrir una crisis. “La curva de crecimiento se va a aplastar pero no se va a caer”, aseguró Acón.
Mientras que José Luis Salinas, miembro de la junta directiva de la Cámara de la Construcción, entiende que los bancos se muestren preocupados, pero aseguró que si dejan de prestar van a “quebrar”.
Ver comentarios