Enviar
No hay dosificación, pero sí prudencia, dice saliendo al paso de detractores
Banca afirma que sí está prestando

• BCR bajó ¢50 mil en mensualidad de créditos para vivienda solidaria
• Popular reabrió líneas de crédito personal y aprobación se da en 30 minutos

Wilmer Murillo
[email protected]

Los bancos comerciales, y principalmente los del Estado, salieron al paso de críticas de diversos sectores que afirman que no están prestando.
Para los bancos del Estado resulta obvio que, pese a que la capitalización les permite aumentar el crédito hasta en casi $1.000 millones, esta no es una suma que pueda colocarse súbitamente, sino que debe irse desembolsando conforme el público lo demande y bajo las condiciones de capacidad operativa de cada banco.
Una capitalización de $117 millones a finales del año pasado abrió a la banca del Estado la posibilidad de crecer hasta en $1.170 millones.
Entidades privadas como la Unión de Cámaras han alegado que existe poca disponibilidad de recursos en el mercado por parte de los entes financieros.
Ante ello, en el Banco Nacional han desembolsado ¢64 mil millones durante enero y hasta el 15 de febrero. “Hemos desembolsado un 22% del monto habilitado por la capitalización”, informó la gerencia general.
Por su parte, el Banco de Costa Rica ha efectuado colocaciones y desembolsos de crédito este año por una suma cercana a ¢60 mil millones.
“Hemos observado a partir de febrero un incremento en el flujo de solicitudes y por consiguiente en nuestras colocaciones”, explicó Leonardo Acuña, subgerente financiero.
Durante los dos primeros meses del año, el estatal Bancrédito ha colocado unos ¢13.400 millones, de los cuales se han destinado a Mipymes y grandes empresas alrededor de ¢7.400 millones, dijo Guillermo Quesada, gerente general.
El Banco Popular y de Desarrollo Comunal no se ha quedado atrás, pues reabrió todas sus líneas de crédito personal para brindar a los clientes la posibilidad de cubrir necesidades de pago o refinanciamiento de deudas.
“No tenemos dosificación de crédito, pero sí tenemos un presupuesto definido que involucra un crecimiento del 15% en la cartera de crédito”, informó Gerardo Porras, gerente general.
De esos recursos hay ¢30 mil millones para vivienda y ¢180 mil millones para
crédito personal, con una disminución de la tasa de interés en vivienda, explicó el gerente.
A nivel privado, en bancos grandes como Scotiabank alegan que no está dosificando el crédito ya que tiene una muy buena liquidez.
“No hay restricciones en créditos hipotecarios para gente que adquiera viviendas u otros tipos de crédito personal o empresarial”, afirmaron voceros de la entidad.
Nuevos proyectos, sin embargo “los estamos viendo con cuidado pues hay que demostrar la demanda para los mismos”.
Nuevos créditos para proyectos en las playas no los consideramos posibles en este momento pues no vemos la demanda de compradores y el banco no va a especular con que los compradores aparecerán en el futuro.
Aunque LA REPUBLICA consultó sobre el tema a Gerardo Corrales, gerente del BAC San José, este rehusó responder.

Ver comentarios