Bajón de mercados puede ser punta del iceberg
Enviar
Bajón de mercados puede ser punta del iceberg

Nueva York -- François Moute, de ABN Amro Asset Management, uno de los mejores inversores europeos en renta variable estadounidense, comenzó a prepararse para los tiempos difíciles hace más de un año antes de que los mercados se desplomaran en julio.
Desde principios de 2006 ha reducido sus participaciones netas en renta variable del 85% de los activos al 60%, el nivel más bajo que le es permitido. Casi un cuarto de su fondo U.S. Opportunities, de $343 mil millones, ahora apuesta contra varios índices. La única renta variable que Moute está comprando es de empresas estadounidenses de materias primas que venden en mercados emergentes, como Schlumberger Ltd, que ofrece servicios al sector petrolero.
El fondo de Moute se ha mantenido los tres últimos años entre el 5% más rentable de los 541 fondos europeos que sigue Morningstar Inc. y que invierten en valores de América del Norte. El fondo en cuestión ha dado una rentabilidad del 8,3% este año, comparado con el 3,9% del índice de referencia Standard & Poor's 500.
“La actual crisis crediticia es seria, pero es la punta del iceberg”, dijo Moute, de 62 años, en una entrevista telefónica desde su oficina de París. “La gente se resiste a ver el nivel de riesgo. Probablemente la crisis es más seria de lo que indican los precios del mercado de renta variable''.
Los mercados de acciones y de bonos han caído en los dos últimos meses por la inquietud de que los consumidores estadounidenses, particularmente los prestatarios morosos, no podrán devolver los préstamos. Una liquidación mundial de acciones ha hecho bajar el S&P 500 un 5,1% desde el 20 de julio.
En los pasados 18 meses, Moute ha reducido sus cuotas netas en renta variable mediante posiciones cortas en contratos de futuros sobre índices de Estados Unidos.
La estrategia de Moute puede dar malos resultados si los mercados suben otra vez. Él sufrió un revés con el alza del S&P 500 en la segunda mitad de 2006, cuando el índice ascendió un 12%, frente al 5,3% que lo hizo el fondo. Opportunities se situó en el puesto 629 de los 723 que había entonces, según Morningstar.
Apostar al movimiento de los mercados hace que el fondo corra más riesgos que las carteras que se proponen tener resultados superiores a los de los mercados con tan solo escoger las compañías de mejor evolución, dijo Fernando Luque, analista de fondos en Morningstar en Madrid.
“Hay un peligro”, dijo Luque. “No es habitual entre los gestores estar tan poco invertido en renta variable”.
Moute dice que ha tenido éxito antes. Una reducción similar en sus participaciones de renta variable en 2002 limitó las pérdidas de su fondo a una cuarta parte del descenso de un 23% que tuvo el índice S&P en aquel entonces, dijo el gestor.

Ver comentarios