Enviar
En el primer trimestre ICE consumió 380 mil barriles menos que en 2008 para generar electricidad
Bajo consumo eléctrico ahorra combustibles
• Merma en hidrocarburos para avión, búnker, gasolina y diésel permitió una reducción de 750 mil barriles en lo que va del año

Danny Canales
[email protected]

La menor necesidad que ha existido este año de generar electricidad a base de hidrocarburos, le ha permitido al país un sustancial ahorro en el consumo de combustibles.
En los primeros tres meses del año, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) consumió 380 mil barriles menos de diésel que durante el mismo periodo del año anterior; es decir, una baja del 84%.
Este menor consumo del Instituto tuvo un gran peso en la reducción de las importaciones de combustibles durante el periodo, ya que de los 750 mil barriles menos que adquirió el país, la mitad fue por compras no realizadas por la entidad.
Frecuentemente el consumo de combustibles por parte del ICE aumenta en la época de verano, pero en esta ocasión no dependió mucho de la energía térmica, de acuerdo con Alberto Ramírez, director de Producción de Electricidad del ICE.
El mercado aéreo ocupa el segundo lugar en cuanto a la reducción en el uso de combustibles fósiles.
Durante el mismo periodo consumió 116 mil barriles menos, lo que equivale a un 15,4% de los 750 mil.
A ese sector lo que lo ha afectado es la caída en la llegada de turistas, pues ello lo ha llevado a reducir la cantidad de frecuencias hacia Costa Rica.
“Este año ha habido menos vuelos en busca de una economía en la operación”, explicó Mario Zamora, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas.
Otro factor por el cual las compañías aéreas han dejado de llenar sus tanques de combustibles aquí es que la gasolina para avión es más cara en Costa Rica.
Hay países de la región donde la gasolina jet A-1 (la que emplean los aviones) oscila entre $0,78 y $1 por debajo al precio de aquí, de acuerdo con Zamora.
El tercer sector en importancia es el industrial, el cual justifica el descenso en la compra de búnker en la caída de la producción, lo cual lo lleva a encender menos los hornos y calderas.
Ese sector también reporta un uso menor de diésel como producto de la caída de los fletes, expuso Juan María González, titul
ar de la Cámara de Industrias.
“Al caer las exportaciones e importaciones se necesita menos del transporte para llevar o traer los productos de los puertos”, explicó el industrial.
La venta de búnker a nivel local reporta una baja de casi 103 mil barriles, es decir que el consumo de ese producto fue un 28% inferior que el año anterior.
Otros derivados del petróleo que también se consumieron en menor proporción fueron el keroseno, la gasolina regular y el diésel.
Los únicos que registraron un alza en sus ventas en comparación con el año pasado fueron la emulsión asfáltica y el asfalto, un 31% y un 14%, respectivamente.



Ver comentarios