Enviar
Bajarán comisiones sobre pensión obligatoria


El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), aprobó recientemente una reforma al esquema de comisiones que cobran las Operadoras de Pensión Complementarias (OPC), por la administración de los fondos del régimen obligatorio complementario.
En adelante las OPC cobrarán una comisión de administración sobre saldo y ya no sobre rendimientos y aportes como actualmente lo hacen.
Este nuevo esquema entrará en vigor en enero de 2011, fecha en que las OPC podrán cobrar un máximo del 1,10% sobre el saldo que administren por los recursos que el afiliado tenga en el fondo complementario obligatorio. Este tope se irá reduciendo gradualmente hasta llegar a un máximo del 0,35% en 2020.
En la actualidad, las administradoras de fondos de pensión pueden cobrar una comisión máxima del 4% sobre aportes y del 8% sobre rendimiento. Según la Superintendencia de Pensiones (Supen) este esquema tendría efectos negativos sobre el saldo de los ahorrantes en el largo plazo.
El nuevo esquema de comisiones procura mayor transparencia hacia el afiliado y permitiría mejorar las comparaciones que comúnmente se efectúan entre las operadoras. Supen considera que el límite máximo del 0,35% que se estableció es consistente con las economías de escala que presenta la industria de pensiones complementaria de capitalización individual del país.
“Es importante tener claro que el límite de comisión aprobado implica un menor costo tanto para un afiliado que se ha mantenido en el sistema desde su inicio, así como para los nuevos que se incorporen, por lo que en ambos casos, se logran mayores saldos acumulados en sus cuentas individuales, dentro de un contexto de largo plazo”, apuntó Edgar Robles, superintendente.
El reglamento aprobado por el Conassif, señala que las OPC deberán advertir a los afiliados, mediante leyenda en el estado de cuenta y exhibición en sus locales de atención al público, la modificación en la estructura de comisión, así como deberán dar una explicación clara a los afiliados respecto a su forma de cálculo.
BCR Valores fue una de las operadoras que se pronunciaron a favor de la modificación de la estructura de comisiones, para minimizar así el riesgo de fluctuación sobre los ingresos.
Por el contrario, Popular Valores y BN Vital consideraron que el cambio obligará a los administradores a efectuar ajustes presupuestarios con el fin de enmendar la diferencia entre los actuales porcentajes y los nuevos, pues la nueva medida afecta las proyecciones de ingreso.
“La principal crítica son los porcentajes propuestos que se han de aplicar, pues toda la industria de pensiones complementarias se ve afectada en forma negativa, lo cual podría ocasionar que los gestores de los fondos no puedan cubrir sus gastos, restringiendo la competencia, e incluso la incapacidad de operar de algunos operadores de pensiones”, opinó Hermes Alvarado, gerente de BN Vital.
Bajo las nuevas condiciones, algunas operadoras podrían evaluar la posibilidad de ser absorbidas por otra, en caso de no cubrir sus costos mínimos.
“La industria de pensiones es altamente competitiva y además se exige un alto nivel de cumplimiento en estructura física, tecnológica y de recurso humano, aspectos que se deben considerar para establecer costos”, concluyó Alvarado.



Juan Pablo Arias
[email protected]

Ver comentarios