Enviar
¿Bajarán las tasas de interés?

Daniel Chacón
[email protected]

Mónica Araya
Presidenta Cámara de Exportadores

Intereses sí pueden bajar


“Si todas las partes tomaran conciencia, las tasas sí pueden bajar. Habría un costo, sacrificar utilidades, porque afecta a todos los ciudadanos”



Hemos manifestado nuestra insatisfacción por el nivel de las tasas de interés.
Vemos como en el mercado internacional la tendencia es que las tasas de interés bajen; mientras que en el país se mantienen en un nivel alto. Incluso crecen.
Nuestro esquema económico requiere una solución integral para ver una caída en los intereses. Debe existir consenso para que los involucrados acuerden una política.
En este momento vemos al Banco Central y al Ministerio de Hacienda con necesidad de captar recursos, el primero para defender su política monetaria y el segundo por la caída en la recaudación.
Otro tema es el encaje mínimo legal, que tiene influencia sobre las tasas. Pero, una reducción en este componente como medida individual no resolvería nada cuando el Banco Central y Hacienda presionan al mercado pagando intereses elevados.
La banca mantiene una diferencia amplia entre el costo de captación y el de colocación.
Tenemos que aprovechar una ventaja: la banca nacionalizada sólida.
Las medidas tomadas, aunque no fueron proactivas, han evitado un daño mayor sobre nuestra economía.
Como costarricenses, no podemos obviar lo que está pasando. Considero que si todas las partes tomaran conciencia, las tasas sí pueden bajar.
Habría un costo, sacrificar utilidades, pero los bancos deben tomar conciencia de que afecta a todos.



Guillermo Quesada
Gerente general de Bancrédito

Tipos no volverán a un dígito


“El crédito se tornó caro, porque no hay liquidez. Difícilmente veremos tasas activas del 8% como sucedió el año anterior”




Hoy lo que sí está claro es que el crédito se tornó caro, porque no hay liquidez. Por tanto, ante fuentes internas de captación reducidas y alta competencia por esos recursos, difícilmente volvamos a ver tasas activas del 8% como se vieron el año anterior.
Los bancos realizan una intermediación financiera: captan los ahorros del público y los canalizamos hacia la inversión.
El año pasado hubo desalineación de tasas: por un lado teníamos una tasa básica pasiva baja con una inflación alta, situación que motivó un traslado de recursos a otras monedas.
Hoy en día, se dice que la devaluación que generará el sistema de bandas para final de año será del 9%. Por otro lado, el Banco Central espera una inflación del 8%, más o menos un punto.
A eso debemos sumar la tasa básica pasiva, que sigue estando alta (11,25%) porque hay mucha presión por parte de los competidores por captar liquidez.
Con este panorama, podemos deducir que las tasas se van a mantener donde están, siempre y cuando la tasa básica pasiva ronde el 11% y el 12%.
Los bancos debemos cubrir gastos administrativos y el encaje mínimo legal, entre otros elementos, mediante el margen financiero, que es la diferencia entre la tasa pagada a los ahorrantes y la de colocación.
Con el crédito oscilando entre 16-20% según el tipo de producto, difícilmente las tasas bajarán como lo esperan los clientes.
Ver comentarios