Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Bajan las tasas, aumentan las oportunidades

Alfredo Puerta [email protected] | Lunes 09 julio, 2012




Bajan las tasas, aumentan las oportunidades


Para el pequeño inversionista la decisión de la baja en las tasas de interés por parte de las economías de la zona euro, China y hasta Costa Rica, realmente no tiene mucho atractivo.
Una tasa de interés más baja implica que los intereses a ser percibidos por el inversionista son menores, lo cual es poco atractivo; pero por otra parte, también refleja una menor tasa de descuento, lo que hace que el precio (valor) de sus inversiones se incremente, generando un aumento de su riqueza.
Los bancos centrales de los países toman la decisión de alterar la tasa de interés, cuando quieren impulsar o desacelerar la economía. Una menor tasa de interés implica que los bancos van a preferir prestar el dinero que tienen en exceso en vez de depositarlo en el Banco Central.
La reciente decisión de la Unión Europea de disminuir la tasa de colocación de fondos del 1% al 0,75% persigue que los mil millones de euros que diariamente se depositan en el Banco Central, se dirijan hacia otros bancos y a las empresas. Al haber mayor cantidad de dinero disponible, hay mayor posibilidad de realizar intercambios en esa economía y por ende hay crecimiento económico.
Algunos economistas han visto la medida adoptada por la zona euro y China muy positiva, lo mismo que en Costa Rica, donde la tasa básica pasiva ha bajado desde el 10% a finales del mes de mayo hasta el 9,5% durante la semana pasada. La importancia de la baja de estas tasas es que mueven el capital acumulado en el Banco Central hasta el sistema financiero.
Es obvio que un aumento en la tasas de interés tiene el efecto contrario, ya que un aumento provoca menos interés de prestar a otros bancos o a las empresas, y mayor voluntad de dejar el dinero en las arcas del Banco Central, reduciendo la cantidad de dinero disponible en la economía disminuyendo las oportunidades de intercambio y por ende el crecimiento económico.
No obstante, nuestro amigo el pequeño inversionista sigue viendo un menor retorno en sus inversiones sobre todo si estas están atadas a la tasa de interés del mercado. La buena noticia es que el inversionista puede hacer varias cosas en este periodo con el fin de maximizar su beneficio, entre las cuales mencionamos:
1) Refinanciar la deuda, aprovechando las bajas en las tasas de interés, lo que le beneficiaría en términos del flujo de caja
2) Adquirir activos que paguen tasas fijas, como es el caso de los bonos, ya que estos suelen incrementar de precio cuando bajan las tasas, aumentando la riqueza y,

3) Realizar ganancias vendiendo los activos que han generado valor gracias a la caída en las tasas, con el fin de tratar de recomprarlos a precios más bajos cuando estas suban

Alfredo Puerta
[email protected]
Twitter @alfredopuerta