Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



NACIONALES


Baja nivel de la deuda externa

Wilmer Murillo [email protected] | Martes 27 noviembre, 2007



Monto ha caído unos $214 millones en cuatro años
Baja nivel de la deuda externa

• A la fecha representa casi una sétima parte del PIB

Wilmer Murillo
[email protected]

Aunque pausadamente, el nivel de la deuda externa se ha reducido desde 2004.
La disminución de la deuda fue de $214 millones desde ese año hasta setiembre pasado.
La deuda externa de Costa Rica, con organismos multilaterales, bilaterales, banca comercial, la banca comercial, bonos y proveedores, alcanzó los $3.591 millones a setiembre pasado.
La deuda en bonos constituye el grueso de las obligaciones externas con $1.850 millones. De seguido figuran entre los mayores acreedores de Costa Rica los organismos multilaterales de crédito, a los que el país debe a la fecha $1.325 millones.
Las instituciones bilaterales o gobiernos le siguen en orden descendente con $329 millones; el país solo le adeuda $87 millones a la banca comercial y redujo a cero sus obligaciones con proveedores.
El débito externo equivale actualmente a la sétima parte del Producto Interno Bruto (PIB).
No obstante, la deuda pública total del país suma $11.694 millones.
De ese monto, el 59,2% es deuda interna y el resto externa. El 85% está denominado en moneda nacional y el 14,5% en extranjera.
De la deuda, el Gobierno central debe un 62,1%, un 37,5% es del Banco Central, un 0,3% es del sector público y el resto del sector público no financiero un 0,1%.
Aun así, el total también muestra una reducción de cerca de $163 millones de acuerdo con las cifras más actualizadas.
De lo anterior se infiere que la cantidad de colones requerida para pagar la deuda total del país es cada vez menor con respecto al valor de la producción nacional (PIB).
Costa Rica registra un endeudamiento con respecto al PIB de un 45,1%, que apenas en 2005 era de un 60%.
La proporción es más dramática si se excluyen las reservas monetarias internacionales, con lo cual la relación deuda-PIB bajaría hasta un 34%.
“Si uno quisiera hacer una relación de la deuda total menos las reservas, el perfil de la deuda muestra una mejora notable”, confirmó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.
Las reservas monetarias representan el 14,5% del PIB y si la deuda total equivale a un 45,1% del valor de la producción, se colige que, excluyéndolas, el nivel de endeudamiento es ahora más bajo, señaló Gutiérrez.
El elemento clave de lo que está ocurriendo es el superávit primario, que es la diferencia entre los ingresos que el Gobierno recibe por impuestos principalmente y los gastos, de los que se excluyen los pagos por intereses.
Si este superávit no existiera el Gobierno tendría que pedir préstamos para pagar intereses, lo cual elevaría el endeudamiento.
Por un lado los analistas consideran que ese comportamiento ha sido una fuente de tranquilidad, pues hace que el país dependa menos del endeudamiento. No obstante, esto tiende a lograr que los recursos que quedan en el mercado tengan menos opciones de ser colocados, lo cual podría estar explicando un aumento de la liquidez en la economía, dijo Alberto Franco, economista.
La expectativa del Gobierno central es que con una reforma tributaria se generen recursos adicionales para fortalecer los ingresos y disponer aún menos de la deuda para financiar el sector público, dijo Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Los objetivos son que haya más deuda de largo plazo, “y nuestra perspectiva es que la deuda a menos de un año de ¢3,7 miles de millones siga bajando, precisó Zúñiga.
Costa Rica, como cualquier país, es más propenso a crisis de deuda a causa de la composición del pasivo y no tanto en razón del volumen de endeudamiento contraído, por lo que sigue un proceso para optar por deuda emitida en moneda local y a plazos cortos para reducir riesgos.
La deuda interna no le plantea un riesgo cambiario al país, pero el componente externo de la deuda es más peligroso pues cualquier crisis de los mercados internacionales, puede cortar el flujo de ingresos en moneda extranjera.
El Banco Interamericano de Desarrollo destacó las ventajas de endeudarse más en moneda local y recomienda mayor endeudamiento solo para invertir y mejorar la productividad.
El endeudamiento en moneda local evita el riesgo del impacto de fluctuaciones del dólar o de las monedas locales y de las tasas de interés o los efectos económicos de un desastre natural, según citó el organismo internacional.

Deuda es menor

La deuda pública externa de Costa Rica ha venido reduciéndose a partir de 2004 (cifras en millones de dólares).

Año Monto
2007 3.591*
2006 3.607
2005 3.632
2004 3.805

* Cifras al 30 de setiembre
Fuente: Banco Central