Baja la tasa de homicidios y de robos en Nicaragua
Nicaragua es uno de los países más pobres de América Latina. La baja tasa de homicidios y de robos rompe con el mito de que la pobreza genera violencia. AFP/La República
Enviar

Baja la tasa de homicidios y de robos en Nicaragua

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó en Nicaragua el Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014 en temas de seguridad, donde destacó la baja tasa de homicidios y de robos en este país, lo cual fue calificado como “atípico” en Centroamérica.
Nicaragua tiene una tasa de homicidios de 9 por cada 100 mil habitantes y una tasa de robos de 71,5 por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con el Informe de Desarrollo Humano.
“El caso de Nicaragua es un importante hito a nivel regional, es atípico”, explicó el asesor en seguridad del Centro Regional de Servicios para América Latina del PNUD, Juan Pablo Gordillo.
El caso es especialmente inusual porque Nicaragua es uno de los países más pobres de América Latina y el Caribe, lo que rompe con el mito de que la pobreza genera violencia, sostuvo Gordillo, para quien el modelo de seguridad ciudadana de este país es exportable.
Honduras, vecina de Nicaragua, tiene la mayor tasa de homicidios del mundo, con 92 por cada 100 mil habitantes, según un informe “Delincuencia Organizada Trasnacional en Centroamérica y el Caribe: Una Evaluación de las Amenazas”, difundido en septiembre de 2012 por Naciones Unidas.
Muy por debajo de esa cifra se encuentra El Salvador con 69 homicidios por cada 100 mil habitantes; Guatemala con 39, Panamá con 15 y Costa Rica con 10.
Por su lado, el coordinador residente en Nicaragua del Sistema de las Naciones Unidas, Pablo Mandeville, consideró que los altos niveles de seguridad en este país coinciden con la forma de ser de su población.
Observó que en los países vecinos de Nicaragua, Costa Rica y Honduras, al menos un 50% de la población pide mano dura para los delincuentes, en cambio, en este país solamente un 17% pide hacer lo mismo, de acuerdo a una encuesta que incluye el Informe de Desarrollo Humano.
“Una vez más (Nicaragua) es una excepción en cuanto a la actitud de políticas de mano dura”, resaltó Mandeville.
Aún así, el representante de las Naciones Unidas advirtió que se puede mejorar la violencia intrafamiliar y hacia las mujeres.
La jefa de la Policía de Nicaragua, Aminta Granera, celebró que el Informe de Desarrollo Humano haya coincidido con el modelo de la institución policial local, definido como “preventivo, comunitario y proactivo”.
“Este es un llamado a la acción en los ámbitos local, nacional, regional y global, con el objetivo de construir una seguridad ciudadana con rostro humano”, indicó la jefa policial. También recomienda incrementar oportunidades de desarrollo humano.


Managua/EFE

Ver comentarios