Enviar
Baja el apoyo a la Administración


Para la sociedad costarricense de hoy los temas de seguridad y economía son sin duda un problema cotidiano que se levanta y se acuesta con la mayoría de las personas.

Nadie está libre de la preocupación económica, desde quien debe vigilar la marcha de sus inversiones por la crisis financiera mundial hasta el asalariado que ve reducido cada vez más su poder adquisitivo por la inflación y el aumento constante en el costo de la vida.

Ningún ciudadano escapa al enfermante grado de estrés por estar expuesto a cada momento al asalto de delincuentes de todo tipo, incluido el crimen organizado.

Esto parece haber incidido directamente en la opinión de los ciudadanos sobre la actual administración, ya que ha disminuido el apoyo de la gente a la magistratura del presidente Oscar Arias, al punto de que el índice llegó a 24 puntos según lo revelado por la última encuesta de CID–Gallup para LA REPUBLICA.

Como lo dice la nota de este medio, cunde el pesimismo en la población que no espera mayores respuestas del Ejecutivo. Al respecto, la gente considera que el Gobierno maneja de forma regular o mala la economía nacional y la lucha contra la delincuencia.

Las opiniones expresadas ya sea a favor o en contra de la gestión del Gobierno pueden ser subjetivas, dependiendo de los intereses y la posición del entrevistado, pero lo que sí pareciera una realidad indiscutible es que las acciones que se llevan a cabo no cumplen con las expectativas de los costarricenses, que sufren cada día más por el alto y creciente costo de la vida, la corrupción y la penetración y consolidación en el país de la delincuencia común, el crimen organizado y la narcomafia.

Es evidente que un cambio en la opinión de la gente se produciría únicamente si la realidad mostrara en algún momento mejoras significativas en los aspectos antes mencionados. Los ciudadanos han dejado de escuchar una retórica que no se refleja en su vida cotidiana.
Ver comentarios