Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 21 Noviembre, 2012

El Bachillerato Internacional, que hasta hace cinco años solo se ofrecía en colegios privados, ya está al alcance de alumnos en algunos centros de educación pública


Bachillerato Internacional llega a colegios públicos

Crecen vertiginosamente los conocimientos y habilidades que necesita un joven para participar con éxito en el mundo globalizado; la llegada del programa de Bachillerato Internacional BI a algunos colegios públicos, incluso en áreas fuera del Valle Central, es un gran aporte al sistema educativo. Crece tan rápidamente la cantidad de material que tienen que aprender los educandos, que se estima que en el segundo año de colegio de 2012 aprendieron todo lo que sabían los bachilleres graduados en 1992.
El país ostenta gran orgullo por sus logros en el campo educativo y no puede quedarse atrás; el BI, que hasta hace cinco años solo se ofrecía en colegios privados, ya está al alcance de alumnos en algunos centros de educación pública. Por ejemplo, los colegios de Bagaces y el Gregorio José Ramírez de Alajuela han implementado el programa, tal y como lo ha hecho el Liceo de Costa Rica. Hay otros que están en el proceso de entrenamiento especial de los docentes y equipamiento de los laboratorios y pronto lo ofrecerán. Desde luego que ofrecer el BI no interfiere con los cursos y exámenes del Ministerio de Educación Pública, MEP, los que se gradúan con el BI también aprueben el examen local.
Esta mejoría en los colegios públicos requiere cooperación del director de cada centro, de los docentes, de los padres de familia y de los educandos. Implica mejor instrucción en el inglés, matemáticas y ciencias, la instalación de Internet banda ancha y computadoras con todos los últimos “paquetes” (que ahora están en la nube) y compromiso de los estudiantes que decidan cursar el programa de hacer el esfuerzo.
Al principio las mejorías, incluyendo el entrenamiento especial de los docentes, fueron financiados por donantes privados y fundaciones, pero poco a poco también está presupuestando el MEP para esta mejoría importante en el sistema educativo.
Algunos dirán que el énfasis más bien debería ser en la fase educativa entre el quinto grado y el primer año de colegio cuando porcentajes importantes de educandos abandonan el sistema, la mayoría de estos garantizándose una vida de pobreza y de poco potencial. Pero esto del BI también es importante porque si los bachilleres, después de tanto esfuerzo, no están a un nivel que les permite cursar con éxito la educación superior, tampoco podrán esperar una vida de grandes logros.
El programa de BI se promueve desde una Organización no Gubernamental, ONG, llamado ASOBITICO y todos los colegios del país, privados y públicos que ofrecen el programa pertenecen al mismo. El líder de este grupo, Steve Aronson, fundador y presidente de Café Britt, está dedicando porciones importantes de su vida cotidiana para avanzar el programa.
Aparte de los beneficios para los educandos participantes, que finalmente se esperan serían 2 mil anuales, no hay que minimizar el hecho de que si Costa Rica como nación quisiera ser competitiva tiene que dar la bienvenida a este y otros programas que sirven para mejorar la calidad de su sistema educativo.


Carlos Denton

[email protected]