Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



PÁGINA 2


BAC pretende contratar a más personas con discapacidad en 2016

Raquel Rodríguez [email protected] | Lunes 28 diciembre, 2015

“Vamos a continuar trabajando en nuestros seis ejes de trabajo, pues creemos que aún podemos hacer mucho más”, dijo Luis Mastroeni, gerente de RSE del BAC.


Contratar a más personas con discapacidad, así como incrementar el número de voluntarios, serán algunos de los objetivos del BAC para el próximo año en cuanto a responsabilidad social.
Otra de las metas será impulsar la educación financiera en colegios, escuelas e instituciones.
En cuanto a la contratación de más personal con capacidades especiales, la idea es que laboren en distintas áreas de la organización, desde atención al cliente hasta administración.
Hoy la empresa tiene a más de 60 personas con discapacidad pero el objetivo es aumentar esa cantidad el otro año.
“Promovemos la diversidad e igualdad de oportunidades para todas las personas y procuramos la creación de un ambiente laboral inclusivo”, dijo Luis Mastroeni, gerente de RSE del BAC.
Para ser una entidad más inclusiva, también imparte el Curso de Lenguaje de Señas Costarricenses (Lesco) a los empleados que deseen llevarlo en la empresa.
Hoy cuenta con 39 colaboradores graduados del curso y para el otro año pretende impulsar a que más se inscriban.
En cuanto al eje de educación financiera BAC tiene tres programas para adultos, niños y jóvenes, y para microempresas.
Estas charlas las imparten facilitadores de la empresa, que se preparan para darles las capacitaciones a las personas.
Por otra parte, este año el BAC en alianza con Grupo Finca, promovió la creación del programa Empresas de Crédito Comunal, para atender las necesidades de las poblaciones que no tienen acceso a servicios NI productos bancarios.
Mediante este convenio se capacita a empresas de crédito comunitario para fortalecer sus modelos de gestión de negocios y servicio al cliente, así como sistemas que les permitan identificar, medir, controlar y mitigar los riesgos operativos más relevantes a los que se enfrenta su operación.
A la fecha, existen 58 empresas de crédito comunitario participantes y se han aprobado cerca de $3 millones para el desarrollo de emprendedores rurales.
“No concebimos la atención de nuestra responsabilidad social mediante uno o varios programas aislados y distantes de nuestro quehacer diario, sino como un acercamiento de negocios socialmente responsable”, agregó Mastroeni.