Enviar
Pese a aprobación total del tratado, sector deberá esperar un mes para exportar a Estados Unidos sin aranceles
Azucareros sin disfrutar las mieles del Cafta
Productores nacionales con 11.880 toneladas métricas en puerto a la espera de que se levante la restricción
Atrasos generaron pérdidas de $1 millón

Pese a que el pasado 29 de abril Costa Rica cumplió con todos los requisitos del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (Cafta, por sus siglas en inglés), con el aval al último proyecto de ley de implementación sobre propiedad intelectual, los azucareros aún no disfrutan de sus mieles.
El sector deberá esperar al menos un mes para que el Gobierno estadounidense levante el castigo que les impide exportar sin aranceles 11.880 toneladas métricas anuales de esta mercancía. Tiempo que tardarían los trámites que aún faltan por realizar.
El Gobierno debe comunicar el cumplimiento de todos los requisitos del Cafta al Departamento de Comercio de Estados Unidos para que esté al tanto. Tal dirigencia se realizó ayer por la tarde, de acuerdo con Amparo Pacheco, viceministra de Comercio Exterior.
Posteriormente los miembros que integran el tratado deben revisar el documento y pronunciarse por medio de una certificación de conformidad en la que avalan el acatamiento de todas las obligaciones por parte del país.
El último paso consiste en que Barack Obama, presidente estadounidense, emita una proclama o decreto ejecutivo, en la que acepta el cumplimiento de Costa Rica y a su vez ordena a las aduanas de su país que levanten el castigo al azúcar nacional.
Para que todos estos pasos se cumplan se requerirá por lo menos un mes.
“Esperamos que la Casa Blanca sea generosa y cuando emita la proclama también comunique el levantamiento del castigo al sector azucarero, pero somos conscientes de que podría no hacer todo al mismo tiempo, en el peor de los casos”, afirmó Rigoberto Vega, asesor legal de Liga Agrícola Industrial de la Caña (LAICA).
Las 11.880 toneladas métricas de azúcar, que esperan en el puerto de Punta Morales, debieron haberse exportado a principios de año, pero los atrasos en la aprobación de la última ley de implementación que tenía que avalarse antes del 31 de diciembre pasado— lo impidieron, debido a que Estados Unidos le suspendió al país la cuota libre del pago de aranceles.
Esta situación generó hasta hoy una pérdida cercana a $1 millón a los agricultores e industriales, pues se debió comprar la mercancía a otro país para luego exportarla a Estados Unidos y cumplir con los contratos establecidos desde mediados del año pasado.
Para Costa Rica exportar azúcar sin el Cafta no es rentable, ya que los aranceles que cobran en el país del Norte rondan el 300% del valor del producto.
Para que la última ley de implementación recibiera el segundo aval por parte de la Asamblea Legislativa, primero tuvo que superar los cuestionamientos de la oposición, quien insistía en que el proyecto “iba más allá de lo aprobado en el referendum del 7 de octubre de 2007” cuando se ratificó el convenio comercial, por lo que la enviaron a consulta ante los magistrados de la Sala IV, de donde salió sin ningún roce constitucional el martes de la semana pasada.
Las reformas de esta ley vienen a fortalecer las sanciones vigentes en materia de propiedad intelectual y a clarificar los conceptos sobre fonograma e interpretación de obras musicales.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios