Enviar
Proyecto de capitalización de la banca estatal quedó aprobado
Ayuda para bancos recibió aval

• Productores y empresarios recibieron noticia con satisfacción

Carlos Jesús Mora
[email protected]

El proyecto de capitalización de la banca estatal corrió con suerte ayer, la iniciativa recibió el aval unánime de los 45 diputados presentes en la sesión extraordinaria.
Los legisladores aprobaron girar $50 millones a los bancos Nacional (BN) y de Costa Rica (BCR) y $17 millones al Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) para que amplíen sus carteras crediticias y otorguen nuevos empréstitos a la pequeña y mediana empresa, como una forma de hacerle frente a la crisis internacional mediante la promoción del consumo y evitando el desempleo.
No obstante, esta finalidad no quedó del todo clara en el proyecto de ley, pues no se especifica que la pequeña y mediana empresa sean las que tengan prioridad en el otorgamiento de empréstitos, lo que a consideración de algunos diputados y empresarios “deja un portillo para que cualquier persona o empresa” opte por estos créditos.
Por otra parte, a pesar de la vehemencia de los socialcristianos, los legisladores no aprobaron incluir al Banco Popular de Costa Rica dentro de este beneficio.
Hasta el momento los bancos beneficiados con esta capitalización no se han pronunciado sobre las condiciones bajo las cuales prestarán dinero, ni tampoco han especificado las actividades productivas a las que se dirigirán los empréstitos.
En noviembre, en una carta a los diputados, los banqueros se comprometieron a “orientar prioritariamente los recursos crediticios adicionales a aquellas actividades altamente productivas, con elevada capacidad de generar empleos y que tengan, al mismo tiempo, un nivel de riesgo aceptable”.
Por otra parte, el optimismo por poder recurrir “pronto” a estos fondos cundió en el sector productivo nacional.
“Esperamos que sea orientado al sector de las pequeñas y medianas empresas, pues si se destinan a las grandes este dinero quedaría en muy pocas manos. Este dinero permitiría a los productores nacionales consolidar sus actividades y expandirlas en momentos de incertidumbre por la crisis económica”, dijo Abel Chávez, empresario del sector piñero y melonero.
En ese mismo sentido se pronunció Guido Vargas, empresario cafetalero.
“Nos sentimos satisfechos, pero nos preocupa que no haya una directriz que establezca que los préstamos deban ir dirigidos al sector productivo pequeño y mediano, quienes pasamos por un mal momento, pues además de no tener donde acceder al crédito hemos pasado malas situaciones con las inclemencias del tiempo”, afirmó Vargas.
Por su parte, Manuel Rodríguez, presidente de la Unión de Cámaras, comentó que la aprobación de este proyecto produciría que las entidades bancarias tengan la capacidad de otorgar líneas de crédito frescas al sector productivo con lo cual “se generaría confianza en los inversionistas y por lo tanto los trabajadores conservarían sus fuentes de empleo”, asimismo, consideró que las autoridades de Gobierno deben emitir acciones tendientes a estimular la liquidez.
Los $117,5 millones con los que se capitalizará a estas entidades bancarias provienen de un superávit del Ministerio de Hacienda.
Los legisladores sesionarán el próximo viernes para votar en segundo debate el proyecto, antes del receso navideño.
Si no finalizan este trámite antes del 31 de diciembre el plan perdería toda eficacia, porque se trata de una modificación al Presupuesto Nacional que debe entrar en vigencia a partir de enero.
Ver comentarios