Ávila prefiere a Johnny
Antes de ser ministra de Salud en los gobiernos de Óscar Arias y Laura Chinchilla, Ávila coincidió en el Hospital de Niños con Hernández, con quien trabajó seis años consecutivos, pero su lealtad está con Araya. Archivo/La República
Enviar

Doctora descarta apoyar a su exjefe el doctor Hernández

Ávila prefiere a Johnny

“Una cosa es la amistad y otra muy diferente la política”, indica la exministra

Aunque muchos la ponían a la par de Rodolfo Hernández, candidato del PUSC en las próximas elecciones, María Luisa Ávila, exministra de Salud, sobrepone su militancia política a la amistad.

201306182311160.n22.jpg
Por esta razón votará por Johnny Araya, aspirante de Liberación Nacional en los comicios de febrero de 2014, aunque reconoce que su exjefe y exdirector del Hospital Nacional de Niños “es una buena persona”.
De esta forma, Ávila —quien fue calificada como la mejor ministra del gobierno anterior de acuerdo con las encuestas— quiere poner fin a los cotilleos sobre sus preferencias políticas.
En las últimas semanas han surgido versiones de que ella le daría su adhesión al socialcristiano, no solo por su cercanía laboral, sino también por el distanciamiento evidente que hay entre Araya y los verdiblancos que siguen a la tendencia arista, como es su caso.
“Pienso que Johnny tiene más experiencia y un equipo más sólido a su alrededor, que incluye a personas muy valiosas”, indicó Ávila.
Desde enero cuando Rodrigo Arias se alejó de la contienda interna en Liberación, Ávila dio a entender que tomaría distancia del proceso electoral, al asegurar que el mejor aspirante a la Presidencia de la República se retiraba.
Asimismo, el arismo denunció en aquella ocasión que Araya se aprovechaba de la alcaldía de San José para impulsar sus aspiraciones políticas y que eso era una especie de “campaña sucia”, por lo que los dos grupos quedaron en cierto modo distanciados.
No obstante, a ocho meses de las elecciones la exministra aclara su postura, indica que Araya es el más preparado para gobernar e incluso, no descarta unirse a él .
“En este momento, a las 10.30 a.m. —lunes— mi pensamiento es seguir en el hospital. Si don Johnny me pregunta si quiero estar con él, no sabría decirle qué pasaría, no he tenido ninguna comunicación con él”, expresó Ávila.
Hasta ahora no está buscando un ministerio o la presidencia de la Caja como se ha indicado en redes sociales, pues considera que es de “personas serias dejar el espacio para quienes han apoyado al candidato desde el principio”, agregó.
En ese sentido, tiene varios proyectos en infectología y pediatría que le encantaría desarrollar.
Antes de ser ministra de Salud en los gobiernos de Óscar Arias y Laura Chinchilla, Ávila coincidió en el Hospital de Niños con Hernández, con quien trabajó seis años consecutivos.
Durante ese lapso, Ávila fue invitada a la boda de una de las hijas del candidato del PUSC; no obstante, “a pesar del cariño que le tengo, una cosa es la amistad y otra muy diferente la política”.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios