Enviar
Avatar tecnológico en diez años
Nanotecnología y realidad virtual serán parte de las comunicaciones futuras, gracias a los mecanismos que se están comenzando a aplicar en la tecnología del entretenimiento

No es necesario tener el Delorean de Back to the Future para viajar al futuro y conocer cuáles serán las novedades tecnológicas y su impacto en la sociedad.
Tampoco echar mano de las centurias de Nostradamus para identificar cuál será el papel de Internet en los próximos años.
Basta con ver lo que está pasando ahora y reconocer el ritmo acelerado de las innovaciones de la informática, la robótica, tecnomedicina y sobre todo la telefonía móvil.
Por ejemplo, el Instituto Tecnológico de Costa Rica tiene dentro de su programa de ingeniería electrónica el proyecto de nanotecnología, cuya inversión de equipo ya supera $1 millón. Para Paola Vega y Juan Scout, en un futuro cercano, el país podrá colocar su primer nanorobot llamado spiderbot para funciones que ocupan una exactitud a nivel atómico.
Se podría tomar como un atrevimiento intentar dar pronósticos en términos de avances tecnológicos sin el riesgo a emitir uno equivocado. Empero, empresas como Cisco tienen su propio lector de la bola de cristal del futuro de la tecnología y su nombre es Dave Evans, futurólogo de dicha compañía.
Evans aseguró en la revista colombiana Semana que las tablet, como el iPad, en el futuro cercano se harán más comunes, además, que una persona será capaz de enrollar este dispositivo y guardarlo en el bolsillo.
“Pequeños proyectores, que hoy ya están disponibles se integrarán a los dispositivos móviles. ¿Qué significa esto? La gente podrá utilizar sus dispositivos móviles con conectividad de alta velocidad y proyectar imágenes en tamaño natural para realizar videoconferencias donde quiera que esté”, aseguró.
El Massachussets Institute of Technology (MIT), los laboratorios de IBM, INTEL o HP y los también futurólogos Ray Kuzwil y Michio Kaku ya han anunciado el futuro de la tecnología y el papel que tendrá en la humanidad.
En una década se prevé que será posible manipular las computadoras o equipos electrónicos exclusivamente con la mente. Y es que las actuales computadoras —las de precio comercial— tienen alrededor el 3% de la potencia del cerebro humano. Ahí que Evans reflexiona al respecto y señala que para 2050 con $1.000 se podrá comprar un computador con la capacidad de 9 mil millones de “cerebros”, es decir, la capacidad de procesamiento de todos los humanos que hoy viven en el planeta y en una supercomputadora personal.
Lo bueno de esta nueva disputa es que las guerras no serán armadas por el petróleo, será la lucha en avances en supercomputadoras. Este pronóstico no tiene nada de extraordinario —por parte de los mismo futurólogos— ya que al cierre de este año china es el segundo país en poseer a Nebular, la segunda supercomputadora más potente del mundo, y acaba de teletransportar información con una computadora quántica a una distancia de 16 kilómetros. De ahí que los científicos creen que en 2025 se podrá aplicar esta tecnología a moléculas y la teletransportación de Star Trek será una realidad.
Internet no se quedará atrás, ya que la realidad virtual se le aplicará a la web, con la diferencia de que el concepto será real, es decir, la red estará insertada con el mundo.
Intel y MIT están avanzando en los programas de proyectores y lámparas. Por lo que dentro de una década servirá como pantalla toda superficie —gracias a robots que despliegan información en el aire— por lo que se disfrutará de la tecnología imaginada en “Avatar”, de James Cameron.
Evans y los demás futurólogos tienen una lista enorme de adelantos futuristas, en los que encabeza la nanotecnología, y en sus coincidencias está que las computadoras del futuro y el cerebro humano tendrán un enlace. Quién sabe si después de eso las personas adquieran un aspecto gris, sin vello, con un gran cerebro, ojos enormes y alargados y viajemos en pequeñas naves en forma de plato.

Cristian Leandro
[email protected]
Ver comentarios