Enviar
Avanza referendo para reelección de Uribe

Cámara baja aprobó convocatoria a consulta popular

Bogotá
EFE

La Cámara de Representantes de Colombia aprobó ayer en sesión extraordinaria la convocatoria a un referendo para definir si el presidente Álvaro Uribe puede aspirar a una segunda reelección en el 2014.
La iniciativa, que aún deberá ser aprobada en el Senado en otros dos debates, recibió 86 votos a favor y ninguno en contra.
La sesión estuvo marcada por el descontento de los opositores que no aceptan un posible nuevo mandato de Uribe, y la molestia de algunos oficialistas que han buscado que el gobernante concurra en las elecciones de 2010 y no en las de 2014.
El texto original establecía la aspiración del jefe del Estado a una segunda reelección consecutiva en 2010, para un mandato hasta 2014, iniciativa sobre la cual el Presidente no se ha manifestado públicamente.
El comité de la Cámara baja que lo gestionó en el primero de los dos debates que le concernían a la corporación se decidió el pasado 29 de octubre por la reelección en 2014, fecha que podrá ser modificado por el Senado.
La Cámara alta gestionará la iniciativa, también en dos debates, a partir de marzo próximo, cuando retomará las sesiones ordinarias de la actual legislatura, que irá hasta junio, a no ser que el Gobierno convoque antes otra reunión extra.
Lo que se busca “es facilitar el trámite de una iniciativa popular avalada por millones de colombianos”, afirmó ayer el ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia, portavoz del Ejecutivo en la sesión, a la que llegó con el objetivo de la inmediata aprobación del proyecto en la Cámara baja.
Los ministros de la Protección Social, Diego Palacio, y Agricultura, Andrés Arias, también asistieron al recinto de sesiones en Bogotá.
Lo mismo hizo una asistente del secretario general de la Casa de Nariño (sede del Ejecutivo), Bernardo Moreno, lo que molestó a algunos sectores, que advirtieron que esta funcionaria tenía como misión tomar nota de la votación en favor y en contra.
La Cámara baja tomó “una decisión soberana”, sostuvo Valencia al final de la sesión extra, que él mismo convocó media hora antes de que el Congreso concluyera su período legislativo semestral.
Valencia lo hizo mediante un decreto que divulgó de manera oral poco antes de la medianoche local del martes (05.00 GMT del miércoles), cuando la Cámara baja preparaba el cierre de las sesiones ordinarias, que completará a partir de marzo próximo.
“El proyecto es de interés popular y lo único que merece es el trámite”, respondió a los parlamentarios que consideraron ilegal e irregular la convocatoria.
Con estos términos Valencia aludió al punto de partida de la segunda reelección: Una campaña de recolección de firmas promovida por el Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), de los seguidores de Uribe.
La formación fue creada en 2005 para promover la primera reelección del gobernante, disidente del Partido Liberal Colombiano, que fue posible mediante una enmienda constitucional promovida por el mismo Gobierno y su coalición, mayoritaria en el Legislativo.
Como entonces, ahora el Partido Liberal y el Polo Democrático Alternativo (PDA), opositores a Uribe, renovaron su postura contraria a la reelección del mandatario.
En la sesión de ayer, el PDA presentó un estudio contra el referendo que fue rechazado por 88 votos y respaldado por uno solo, y se hizo a un lado del debate de la ponencia aprobada.
La misma postura la asumieron el Partido Liberal y una pequeña formación independiente cercana a Uribe.
Aparte de los asuntos ideológicos o de fondo, los opositores advirtieron de irregularidades en el llamamiento a las sesiones y no olvidaron las dudas que persisten sobre la financiación de la campaña de firmas.
Unas sesiones extraordinarias solo pueden ser convocadas “cuando el Congreso está en receso, y el decreto se expidió el 16 de diciembre, día en el que se sesiona ordinariamente”, opinó el representante Carlos Piedrahíta, del Partido Liberal.
“El Gobierno puede convocar para fechas en que no haya sesiones ordinarias y en las que el Congreso, por derecho propio, puede reunirse”, consideró Valencia, que antes de ser ministro fue consejero de Uribe y diplomático.
Ver comentarios