Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Avances de la tecnología

| Sábado 28 marzo, 2009



Avances de la tecnología

Cargar el mp3 y el móvil se podría hacer simplemente con el movimiento del cuerpo

En el futuro será posible utilizar un reproductor de mp3 o un teléfono móvil sin necesidad de baterías y con la sola energía que produce el movimiento del cuerpo, según un sistema basado en la nanotecnología que se desarrolla en Estados Unidos.
La innovación fue presentada en la 237 reunión anual de la American Chemical Society en Salt Lake City por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia.
Los investigadores, encabezados por el profesor Zhong Li Wang, han logrado captar la energía del entorno convirtiendo en electricidad vibraciones de baja frecuencia como los movimientos del cuerpo, del latido del corazón o del viento.
Para ello utilizan nanocables de óxido de zinc cuyo diámetro es una vigesimoquinta parte de un cabello humano y que son piezoeléctricos, es decir que generan una corriente eléctrica cuando son sometidos a una presión mecánica.
La ventaja de esta tecnología es que los nanocables pueden fijarse con facilidad a muchos tipos de superficies, por lo que los nanogeneradores funcionan igualmente en el aire o en un medio líquido si su envoltorio es el adecuado, según Wang.
También pueden colocarse sobre metales, polímeros, la ropa e incluso en tiendas de campaña.
“Sencillamente, esta tecnología puede ser utilizada para generar energía bajo cualquier circunstancia mientras exista el movimiento”, afirma Wang.
Los nanogeneradores tendrán múltiples aplicaciones en los campos de la defensa, el medioambiente, la biomedicina y la electrónica en general, añadió.
De momento, el principal desafío es aumentar su voltaje. “Una vez que hayamos podido aumentar su voltaje de 0,5 a 1 voltio habrá importantes aplicaciones en muchos campos”, señaló Wang.
El científico dijo a Efe que espera que de aquí a cinco años se pueda utilizar este sistema para hacer funcionar un reproductor mp3, un pequeño ordenador portátil y un teléfono móvil.

Redacción Internacional
EFE