Enviar
Autenticidad del vídeo todavía está pendiente
Autoridades investigan vinculación de Colom con asesinato
Agentes buscan a responsables de la grabación en que un abogado culpa de su muerte al presidente

Guatemala
EFE

La investigación del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg en Guatemala, un caso conocido ya como el “videoescándalo”, busca esclarecer por qué el jurista responsabiliza al presidente Álvaro Colom de planificar el crimen en un vídeo grabado días antes de su muerte.
Miembros del equipo de investigación del caso, en el que participan el Ministerio Público, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el FBI, señalaron a Efe que el primer objetivo es definir “quiénes” están detrás de la grabación del vídeo y “por qué”.
De la autenticidad de ese vídeo nada se ha establecido aún, aunque un experto del FBI está en Guatemala para encargarse de eso, indicó esta semana el embajador de Estados Unidos en el país, Stephen McFarland.
Uno de los detectives de la investigación precisó que “lo primero a definir será quiénes y por qué participaron con el abogado en la grabación del vídeo”.
“Este es un rompecabezas grande, con muchas piezas. Es un caso turbio en el que habrá que ser cautos para armarlo, no solo porque es obvio que todo el mundo está a la expectativa, sino porque, lo más importante, está en juego el futuro político del país”, comentó esa fuente.
El director de la CICIG, el jurista español Carlos Catresana, reconoció ante la prensa que es un caso “difícil”, pero aseguró que “la investigación llegará hasta el final”, sin importar quiénes son los implicados.
“Le pedí al presidente que él, la primera dama y el secretario privado mantengan una distancia higiénica, para no levantar sombras de sospecha respecto a la investigación”, declaró Castresana.
“Si usted está viendo este vídeo es porque yo, Rodrigo Rosenberg Marzano, fui asesinado por el secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos, y su socio Gregorio Valdez (empresario vinculado al Gobierno), con la aprobación del señor Álvaro Colom y de (su esposa), Sandra de Colom”, dice en la grabación el abogado, muerto a tiros el domingo.
La CICIG ha cursado una petición a las autoridades para que se intensifiquen los controles en las fronteras, en prevención de que pueda escaparse alguna persona vinculada con el caso.
Si se hallan elementos probatorios que involucren a Colom, la legislación guatemalteca contempla que la Fiscalía deberá pedir a la Corte Suprema que inicie el proceso para retirar la inmunidad al mandatario y que sea juzgado.
La Corte Suprema tendría que remitir la petición de juicio al Parlamento, donde se formaría una comisión para analizarla y luego emitir un dictámen, que en última instancia debe ser aprobado por el pleno del Legislativo.
Las denuncias grabadas de Rosenberg se han convertido en el escándalo político más grave que ha tenido que enfrentar Colom desde que en enero de 2008 llegó a la presidencia.
Colom, que rechaza las acusaciones, ha asegurado que “sería incapaz” de intentar influir en la investigación y ha denunciado que el asesinato de Rosenberg, la grabación y distribución de su vídeo forman parte de “un plan planificado” en su contra.
Sin embargo, Eduardo Rodas Marzano, hermano de Rosenberg, negó ayer que el vídeo grabado por el abogado forme parte de una conspiración contra el mandatario.
Mientras, los líderes de los principales partidos de oposición y de sectores acomodados del país han iniciado campañas para exigir la renuncia del presidente.
Por tercer día consecutivo, miles de guatemaltecos se reunieron ayer en la Plaza de la Constitución de la capital, unos para pedir la dimisión de Colom y otros para mostrarle su apoyo.


Ver comentarios