Enviar
Empresa pide reconocimiento de mayor inversión realizada en la vía a Caldera
Autopistas del Sol reclama más dinero
Solicitud no incluye los gastos en que incurrió la compañía por las reparaciones en la carretera

Autopistas del Sol, empresa que opera la nueva carretera a Caldera, solicitó una actualización de la circulación vehicular, a fin de que se le reconozca una presunta inversión adicional que habría hecho en la vía.
La compañía reclama que los costos realizados son mayores a los estimados inicialmente.
La solicitud de ajuste económico fue presentada a finales de junio ante el Consejo Nacional de Concesiones (CNC), seis meses después de la inauguración de la carretera y posterior a los primeros derrumbes sufridos.
La inversión en la vía fue de $350 millones, según la concesionaria, en tanto que al momento de iniciar los trabajos, en 2008, el proyecto estaba apreciado en $230 millones.
Ambos montos superan el precio fijado en el contrato, que fue por el orden de los $145 millones.
Para determinar si procede el reclamo, el Consejo de Concesiones hará una verificación del estudio presentado por Autopistas del Sol y definirá el mecanismo mediante el cual se especificaría el reconocimiento de los costos adicionales, de haberlos, dijo Edwin Rodríguez, director ejecutivo de esa entidad, adscrita al Ministerio de Obras Públicas y Transportes.
Actualmente se está en proceso de contratación de la empresa consultora que hará el estudio.
Como parte de la indagación, es fundamental analizar la cantidad de vehículos que transitan en la vía para confrontar los datos presentados por Autopistas del Sol, explicó Rodríguez.
De acuerdo con lo estipulado en 2005 para efecto del cálculo de los ingresos, el número de vehículos diarios que podría transitar en el tramo de Escazú en un escenario optimista sería cercano a los 49 mil y por el de Atenas, uno de los de más alta tarifa, de poco más de 15 mil vehículos, y en uno pesimista, el tránsito sería de casi 30 mil por Escazú y de 14,5 mil por Atenas.
La redefinición de dicho flujo vehicular es necesaria para determinar si un posible aumento en los costos se compensaría mediante ajustes en las tarifas de peaje, agregó Rodríguez.
Además es importante para correlacionar si los ingresos mínimos estimados son iguales a los que realmente se están percibiendo.
Una vez abierta la pista es importante que la supervisora de la obra verifique si los ingresos generados por la circulación de vehículos permite recuperar los costos, mediante un estudio de equilibrio financiero, explicó Leonardo Castro de LCR Logística, empresa que ha realizado varios estudios sobre flujos vehiculares.
En relación a si las entradas están cubriendo los costos previstos, Cristian Sandoval, vocero de Autopistas del Sol, dijo que “la recuperación de la inversión es a largo plazo, y los primeros años son de pérdida”.
Aunque la solicitud de revisión de costos se presentó días después de haber ocurrido los primeros deslizamientos de tierra, Rodríguez advirtió que la concesionaria no tiene derecho a reclamar los costos que le impliquen las reparaciones.
Para efecto de cubrir la inversión, la empresa acogió la tabla de ingresos mínimos garantizados incluida en el contrato, la que establece el ingreso anual a lo largo de 17 años, agregó Sandoval.
Sin embargo, el adendum prevé llevar dichos montos a valores reales a fin de actualizarlos.

Fabiola Castillo
[email protected]
Gabriela Masís
[email protected]
Ver comentarios