Enviar
Sábado 13 Noviembre, 2010

Autonomía municipal

En el marco del proceso de descentralización y conforme al criterio de subsidiariedad, el gobierno pretende estar más cercano al pueblo, otorgando a los gobiernos locales, funciones promotoras del desarrollo local.
Lo que supone que a las municipalidades se les va a dotar de potestades para que institucionalicen y gestionen recursos que les permitan un desarrollo integral, sostenible y armónico.
Está claro que la descentralización constituye uno de los grandes cambios en la estructura y modernización del Estado, en donde a los gobiernos locales se les asignan responsabilidades administrativas, y financieras.
No obstante, para lograr que un municipio ejecute políticas de desarrollo económico y social, es necesario que tengan plena autonomía, esto es:
1. Autonomía política, es decir, la capacidad de dictar normas de carácter obligatorio en los asuntos de su competencia dentro de su jurisdicción.
2. Autonomía económica, esto se refiere a la capacidad de decidir sobre su presupuesto y los rubros donde se destinan sus gastos de acuerdo con sus necesidades.
3. Autonomía administrativa se entiende como la capacidad de organización más conveniente para el logro de los fines y el ejercicio de sus funciones de acuerdo con la realidad económica y geográfica.
Los gobiernos locales tienen un gran reto en el desarrollo regional, lo que implica que su Plan de Desarrollo debe estar orientado a generar calidad de vida a través de un crecimiento económico sostenible y respetuoso del ambiente.
Cabe mencionar que estas nuevas condiciones exigen de las instituciones municipales una mayor capacidad para proyectar resultados, así como una administración más eficiente en la ejecución de sus procesos, y sobre todo una mejora significativa de la administración de la información.
Las municipalidades deben ser facilitadoras, promotoras del desarrollo económico local, no necesariamente actores directos en la creación de empresas o de empleo local, sino articular y facilitar de manera adecuada la iniciativa privada a los pequeños productores y empresarios.
El mundo está experimentando cambios fundamentales, debido al proceso de globalización, no solo en el aspecto económico sino en el social, cultural, ambiental y del conocimiento, lo que obliga a los gobiernos locales a asumir nuevos roles que les permitan trascender sus funciones tradicionales de gestión.
Actualmente los municipios no pueden conformarse con pequeños logros inmediatos y de orden material, razón por la cual el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal, en su misión, indica que ha sido y seguirá siendo un aliado estratégico para los gobiernos locales, en el proceso de descentralización.
Finalmente, son numerosas las ventajas de la descentralización, sin embargo el marco normativo donde se desenvuelven las municipalidades les da competencias exclusivas y compartidas.

Luis Fernando Allen Forbes