Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



BLOG


Autodescubrimiento: la clave de la realización profesional

Incae [email protected] | Miércoles 27 septiembre, 2017


Antes el trabajo era visto solamente como la forma en que se ganaba dinero y se mantenía a la familia. Ahora existe más conciencia - o hasta podríamos decir necesidad - de dedicarnos a algo que nos guste y nos brinde oportunidades para aprender y crecer.

Sin embargo, algunas personas se comportan como un niño pequeño que insiste en ponerse los zapatos al revés; ¡jamás le van a calzar! Y de igual forma sucede con el empleo, muchas veces trabajan en cosas que no les hacen felices o para las que no tienen habilidad, porque no han descubierto el área que les apasiona. Cuando hay pasión, hay más ganas y esfuerzo, lo que por ende nos hace buenos en lo que hacemos.

Conocer más sobre nuestra personalidad nos puede orientar para identificar nuestras destrezas y cómo podemos generar dinero a partir de ellas.

Rasgos de personalidad

Estos se tratan de una aproximación basada en la teoría de Carl Jung sobre los tipos psicológicos y de los indicadores de personalidad creados por Katharine Cook Brigg. Pueden servir de guía para autodescubrirnos, pero no pretenden ser  un manual para seguir al pie de la letra.

Personalidad experimental: son bastante detallistas, trabajan de manera veloz, son muy racionales y experimentan la vida a través de los sentidos. No les agrada enfrentarse a nuevos problemas, prefieren que las cosas estén establecidas y usar una técnica conocida, que aprender otra. Son muy efectivos con el uso de datos.

Personalidad intuitiva: La forma en que conocen al mundo es por medio de corazonadas, se interesan más por el largo plazo y odian la rutina. Su objetivo en el trabajo es hacerlo de forma diferente, les gusta resolver problemas y aprender una nueva técnica constantemente.

Personalidad pensante: Estas personas están enfocadas en la forma como evalúan y deciden las situaciones con la cabeza, objetiva y racionalmente. Ejercen un liderazgo más autocrático y laboralmente tienen la capacidad para despedir personas.

Personalidad sentimental: Deciden y evalúan una situación subjetivamente, con las emociones. Para ellos la clave es la armonía y cuando trabajan en equipo se preocupan por el que va de último, para ayudarle. Su forma de liderazgo es democrática.

Mix de personalidades

Típicamente en el trabajo, debido a presiones externas, cambiamos algunas formas de cómo nos presentamos al mundo; sin embargo, se puede tener una idea de cuáles áreas profesionales nos favorecen. De la combinación de los rasgos de personalidad mencionados anteriormente, se desprenden estas:

Personalidad experimental - pensante: probablemente sus destrezas sean bastante técnicas. Podría tener habilidad para las ciencias básicas, la arquitectura o la ingeniería. Y, si lo relacionamos con gerencia, en los negocios puede ser muy bueno haciendo análisis financiero, modelos de operación de plantas, estructurando procesos en la compañía como gerente de Operaciones.

Personalidad experimental - sentimental: se enfocan en los hechos y datos, pero con un interés humano. Podrían ayudar de manera práctica a los demás, ser buenos profesionales en salud y educación. En temas de gerencia y liderazgo, podrían ser gerentes de Recursos Humanos, de hospitales, Responsabilidad Social o Salud Organizacional. De igual forma, poseen habilidades de comunicación, por lo cual podrían inclinarse por una gerencia de Comunicación, Ventas o Mercadeo.

Personalidad intuitiva - sentimental: comprenden y son buenos ayudando a las personas. Profesionalmente, pueden inclinarse por la educación, las ciencias sociales o la literatura. Podrían tener una gerencia en Recursos Humanos, Responsabilidad Social Empresarial, Innovación, ser un excelente consultor o ser un gran líder y dedicarse a temas de coaching y desarrollo organizacional.

Personalidad intuitiva-pensante: son similares a los anteriores, pero más impersonales. Pueden desempeñarse exitosamente en desarrollos técnicos y teóricos, podrían ser físicos o analistas políticos. En temas gerenciales, pueden ser buenos para gerenciar el área de Investigación y Desarrollo, crear manuales de procesos y procedimientos. Además, pueden ser excelentes emprendedores por ser visionarios.

El precio que tenemos que pagar

Trabajar en algo que no nos gusta, no sólo nos hará sentir infelices, sino que también puede afectar nuestra salud. Según datos de la encuesta centroamericana sobre las Condiciones de Trabajo y la Salud; en la región el 10% de las personas viven en estrés constante, el 16% padecen depresión, un 13% experimenta pérdida de sueño y el 19% preocupación. ¡Nada alentador!

Por eso resulta importante conocernos e identificar nuestro tipo de personalidad. Es posible dedicarnos a lo que nos apasiona, cuando tenemos claridad sobre qué es aquello en lo que fluimos naturalmente. De nosotros mismos depende hacer el cambio o llegar a los 60 años sintiendo que hemos desperdiciado la vida en algo que no nos hacía sentir realizados.

Este blog está basado en el webinar: Autodescubrimiento: la clave de la realización profesional, del psicólogo Santiago Hernández. Si querés tener una aproximación sobre tu tipo de personalidad, puedes tomar este test: https://www.16personalities.com/es