Logo La República

Jueves, 21 de marzo de 2019



FORO DE LECTORES


Autoconfianza, mindset y plan de ruta

| Viernes 08 marzo, 2019

Camelia Ilie Decana & Chair  Executive Education &Center for Collaborative& Women Leadership. Cortesía/ La República

Recientemente tuve un encuentro muy interesante sobre valores, prioridades, vida personal y profesional, con un grupo de alumnas de nuestro MBA full-time.

Una pregunta que me hicieron me determinó a escribir este artículo, porque espero que pueda servir a muchas mujeres (y hombres) que lo estén leyendo.

La pregunta fue: “¿cuáles barreras nos esperan a las mujeres cuando vamos a salir al mercado laboral?”. Mi respuesta -un poco provocativa, buscando despertar un buen debate, como nos gusta a los profesores en INCAE- fue: “¡Ninguna!”.

En un mundo donde la mayoría de los estudios hablan de barreras y brechas, les animé a empezar a pensar diferente reformulándoles la pregunta: “¿Cuáles oportunidades esperan a las mujeres en el mundo laboral y cómo pueden prepararse para afrontarlas con éxito?”.

Los sesgos inconscientes, las barreras y los problemas existen, por supuesto, pero enfocar nuestros esfuerzos solamente en sobrepasarlos desgasta nuestros cerebros y los drenan de la energía y de la capacidad que podríamos emplear para abrirnos oportunidades. Además, está comprobando que elevar los sesgos inconscientes al nivel de consciencia no resuelve un problema. Debe haber muchas más estrategias, muy profundas y complejas, para que se produzcan cambios estables y duraderos.

Mis recomendaciones para las mujeres que están buscando alcanzar niveles de liderazgo en trabajos con propósito y relevancia, son las siguientes:

  1. El mindset. Todo empieza con la mentalidad y el enfoque de la energía en la búsqueda de oportunidades, visualización de alternativas o definición de planes. La curiosidad y la búsqueda de nuevos caminos son características que aseguran un punto de partida positivo.
  2. La autoconfianza. En su libro El Código de la Confianza, las periodistas Kathy Kay y Claire Shipman identifican con claridad que, en gran parte, la barrera para abrir nuevas oportunidades son las mismas mujeres. Desarrollar un mayor grado de confianza en sí mismas es la base fundamental para la construcción de cualquier plan de desarrollo personal.
  3. Un plan de acción y competencias gerenciales. El estudio que hemos realizado recientemente en INCAE, sobre los estilos de pensamiento de más de 1.500 hombres y mujeres en América Latina, nos demostró que las mujeres están fortaleciendo sus competencias en las áreas de ejecución de la estrategia y desarrollo de relaciones. Estas competencias están relacionadas más con la gerencia media. Para poder acceder a la alta gerencia de una organización, en cambio, las competencias que se requieren son visión estratégica, toma de riesgos, capacidad de análisis, innovación y creatividad, además de la capacidad de inspirar a las demás personas.

Enfocar la educación y la actualización permanente en el desarrollo de estas competencias abre muchas más oportunidades para el crecimiento profesional de una mujer ejecutiva hacia puestos de liderazgo.

Por último, otro aspecto importante es el uso de la tecnología. Un estudio reciente de Telefónica sobre este tema indica que, en promedio, las mujeres en América Latina usan las tecnologías en menor grado que los hombres. Con las disrupciones introducidas por la cuarta revolución industrial, las mujeres deben incrementar sus capacidades y uso de las nuevas tecnologías.

Todos estos aspectos van a mejorar las ventajas competitivas y las barreras se verán disminuidas, abriendo nuevos horizontes y oportunidades para las mujeres.

¡Conmemoramos el Día de la Mujer y felicitamos a todos los que apoyan a mujeres líderes, porque están contribuyendo a generar familias más prósperas, así como organizaciones y países más competitivos!