Autobuseras hacen cola para circular por vía a Caldera
Enviar
Trámites burocráticos impiden a usuarios ahorrar tiempo de viajes
Autobuseras hacen cola para circular por vía a Caldera
Costo de los pasajes no aumentaría a pesar del cobro del peaje

Diversas compañías de transporte público se encuentran a la espera del banderazo de salida para poder ofrecer recorridos más cortos, utilizando la recién inaugurada vía a Caldera.
Las empresas se mantienen a la espera de que el Consejo de Transporte Público (CTP) resuelva las peticiones para autorizar nuevas rutas o modificar las concesiones ya existentes.
Esas decisiones las tomaría la junta directiva del CTP durante el mes en curso, pues antes considera necesario valorar el impacto que tendría ese tránsito en la recién inaugurada autopista que conecta San José con Caldera.
De abrirse camino para la operación de los autobuses, los usuarios podrían ahorrar en promedio una hora en los viajes que se llevan a cabo a zonas como Orotina, Puntarenas, Miramar y Guanacaste.
Este ahorro de tiempo no implicaría un aumento en el costo de los pasajes, pues las empresas ahorrarían en rubros como combustible y mantenimiento de las flotillas.
“Hicimos un estudio y encontramos que aparte del tiempo hay un gran ahorro de gasolina, además de que el desgaste de las unidades se reduce considerablemente”, explicó Zulema Villalta, encargada legal de Transportes Unidos de Puntarenas.
“Yo creo que los costos incluso podrían bajar, ya que al disminuir el tiempo de recorrido, se reduce prácticamente todo lo demás. En nuestro caso, podríamos pensar en aumentar la cantidad de recorridos, pues el tiempo ahorrado se traduce en más carreras”, comentó por su parte Roberto Alfaro, gerente de Operaciones de la Empresa Alfaro S.A.
A pesar de las posibles ventajas de autorizar el transporte por Caldera, los representantes de las empresas consultadas coinciden en que los trámites ante CTP son sumamente engorrosos y tardan demasiado.
“Presentamos las solicitudes desde 2008 y a la fecha no nos han resuelto nada”, cuestionó Julio Morúa, quién se desempeña como representante legal de Transportes Jacó S.A.
“Las gestiones las iniciamos desde 1999, y aún estamos a la espera de que se resuelva nuestro trámite (…) el entrabamiento burocrático no se ajusta a la realidad ni a las necesidades del país”, reclamó por su parte Villalta.
Ante los reclamos, las autoridades explican que los permisos que se tramitaron con anticipación no podían ser evaluados, por cuanto la carretera no existía, ni se podían llevar a cabo las estimaciones pertinentes.
“Hoy el usuario tiene las rutas y no se puede decir que es desatendido, nosotros aún debemos hacer los estudios de vialidad y volúmenes de pasajeros. ¿Qué pasa si al final no resulta beneficioso para el viajero?”, explicó Javier Vargas, director del CTP.
El CTP dio inicio a los estudios respectivos desde el 15 de febrero, y se espera que marzo sea el mes donde las resoluciones de concesión de permisos se den.
Mientras se ordena la situación, aquellos que viajan por las rutas actuales tales como el Monte del Aguacate, pueden estar tranquilos pues los servicios de transporte no se muestran anuentes a abandonar las rutas actuales, de acuerdo con los planes explicados por cada una de las empresas consultadas.

Rommel Tellez
[email protected]

Ver comentarios