Enviar
Australia trata de evitar desastre ecológico en Gran Barrera Coral
Accidente derramó dos toneladas de combustible en la mayor superficie coralina del mundo

Las autoridades australianas trabajaron ayer a contrarreloj para estabilizar y contener el vertido de un buque chino que amenaza la Gran Barrera de Coral con 65 mil toneladas de carbón y 975 toneladas de carburante.
Hasta el momento, el carguero ha derramado dos toneladas de combustible, que ha creado una marea negra de tres kilómetros de largo y cien metros de ancho, según fuentes oficiales.
Los expertos en salvamento han comenzado a trabajar en las zonas más cercanas al barco desde el aire, utilizando un sistema de pulverización con productos químicos para disolver el carburante, y ahora el objetivo es evitar que se produzca otra fuga de mayor tamaño.
Además, en las próximas 24 horas se va a colocar un sistema de barreras fijas semisumergidas para aislar la mancha de petróleo y proteger así la enorme biodiversidad marina de la mayor superficie coralina del mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
“Nuestra prioridad numero uno es evitar que este carburante llegue a la Gran Barrera de Coral y contenerlo”, declaró la jefa del Gobierno del estado de Queensland, Anna Bligh.
El buque chino “Shen Neng 1”, que transportaba el carbón desde Queensland a China, quedó varado la noche del sábado en un banco de arena a 70 kilómetros de la costa de la turística isla de Great Kepel, a medio camino entre Brisbane y Cairns y dentro de la zona protegida de los arrecifes.
Las autoridades australianas reconocieron ayer que las operaciones de rescate del carguero, de 230 metros de eslora, pueden tardar varias semanas.


Sídney /EFE
Ver comentarios