Enviar
• Dice presidente de Cargill
“Aumento de granos no significa escasez de alimentos”
• Los precios están por encima del costo de producción, lo que genera un incentivo para sembrar más

El presidente y máximo responsable ejecutivo de Cargill, Greg Page, dice que el aumento de los precios durante la peor sequía de los Estados Unidos en 56 años alentará a los agricultores a aumentar la producción para 2013.
“Si bien hay mucha preocupación respecto de los precios, lo positivo es que es un indicio de que los proveedores del mundo intensificarán el año próximo su forma de producción de alimentos”, dijo Page, en una entrevista en la sede central de Bloomberg en Nueva York. “El precio puede ser algo bueno si el objetivo es producir suficientes calorías y proteínas para alimentar a todos”, dijo.
Es probable que la producción global de alimentos medida por calorías sea un 2% menor a la esperada a principios de 2012, dijo Page. Los menores pronósticos de producción de maíz en los Estados Unidos, el mayor productor y exportador, llevaron los futuros a un récord de $8,49 por bushel el 10 de agosto en Chicago. La respuesta más inmediata de los agricultores a la sequía en los Estados Unidos podría consistir en mayores cosechas en América del Sur, sobre todo en Brasil, dijo Page.
Los precios están por encima del costo de producción, lo que genera un incentivo para sembrar más, dijo Page. En la actualidad, los futuros de maíz para entrega en diciembre de 2013 se negocian a más de $1 por debajo del costo de $7,40 por bushel del grano a entregar en diciembre.
Cargill, la mayor compañía de capital cerrado de los Estados Unidos, domina el mercado de granos de ese país junto con Archer Daniels Midland Co. y Bunge Ltd. La empresa, que tiene sede en Minneapolis, se fundó en 1865 y emplea a unas 140 mil personas en todo el mundo para la producción y el comercio de alimentos y otros productos primarios.
El maíz y la soja han aumentado a niveles récord desde mediados de junio conforme se hicieron evidentes las consecuencias del verano cálido y seco de Estados Unidos. Luego de pronosticar en un primer momento una cosecha de maíz récord, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA por la sigla en inglés, redujo sus estimaciones durante tres meses consecutivos. Su pronóstico más reciente es de 10.700 millones de bushels esta temporada, el más bajo en seis años.
Los efectos de los precios más elevados de los alimentos se sienten desde Bombay hasta Ciudad de México. Los criadores de cerdos de los Estados Unidos faenan animales al ritmo más rápido desde 2009 en tanto el incremento del costo de los alimentos genera las mayores pérdidas en 14 años.
En momentos como estos, los gobiernos empiezan a preguntarse si el autoabastecimiento contribuirá a la seguridad de los alimentos, dijo Page, que agregó que erigir barreras comerciales no es la respuesta.
“Todos tienen que hacer lo que mejor hacen y comerciar entre sí”, dijo. “Es un mensaje que no siempre es fácil de transmitir”.

Shruti Date Singh
Bloomberg News


Ver comentarios