Enviar

Es buena noticia la publicada por este medio ayer, en el sentido de que existe un plan ya para aumentar en 2 mil hectáreas la producción orgánica.
Esto se logrará mediante el interés del gobierno, que utilizará al Sistema de Banca para el Desarrollo y fondos de cooperación externos para llegar a esa meta


Aumentará oferta de productos orgánicos

Quien ha saboreado vegetales orgánicamente producidos, sabe la diferencia que produce en su paladar con respecto a los de cultivo tradicional.
Más sanos y con sabor más natural, así define los alimentos orgánicos el Instituto Interamericano de cooperación para la Agricultura (IICA).
“Debido, en buena parte, a los numerosos escándalos relacionados con la producción de alimentos, la cantidad de consumidores en Europa, Canadá y Estados Unidos que exigen una comida más sana, de mejor sabor y ecológicamente sostenible aumenta constantemente”, afirma la página web de IICA.
Pero no solo los países más desarrollados deberían estimular la producción libre de químicos, sino todos, porque el cuerpo humano probablemente hace un doble esfuerzo para digerir y convertir en nutrientes los productos que han sido cargados con pesticidas, de los cuales quizás no sabe cómo deshacerse.
Esto, sostenido en el tiempo, puede poner en riesgo, como sabemos, la salud de los consumidores.
De ahí que es buena noticia la publicada por este medio ayer, en el sentido de que existe un plan ya para aumentar en 2 mil hectáreas la producción orgánica.
Esto se logrará mediante el interés del gobierno, que utilizará al Sistema de Banca para el Desarrollo y fondos de cooperación externos para llegar a esa meta.
Entre tanto, debido al desinterés por este tipo de producción por parte de gobiernos anteriores, que no idearon una estrategia para favorecerla, los supermercados se enfrentan a una falta local de proveedores y lo mismo ocurre para los compradores fuera del país.
A pesar de ello, y con la intención de brindar el mejor servicio a su público, algunas de las principales cadenas de supermercados han incluido productos orgánicos en su oferta.
Entre los problemas que se han de superar para avanzar en esto, está el apoyar económicamente a los agricultores actuales y a los que están en proceso de migrar a la producción sostenible, ya que la misma resulta un poco más costosa que la tradicional.
No obstante, pareciera que cada vez más personas en el mundo comprenden la ventaja de pagar algo más por esos alimentos, que en medicamentos para atender posibles enfermedades.
Otro factor de suma importancia en todo este proceso es que los alimentos orgánicos se vendan certificados. En este sentido también es necesario el apoyo para facilitarles esta posibilidad a los agricultores que están dando el paso necesario para ello.
Con el impulso a la producción orgánica, Costa Rica beneficia al consumidor local y puede aspirar a mayor exportación de esta, muy bien valorada hoy en el mundo desarrollado.

Ver comentarios