Logo La República

Sábado, 16 de febrero de 2019



BLOOMBERG


Aumentan costos de autos por mayores exigencias de seguridad

Bloomberg | Lunes 19 enero, 2015

Honda, la tercera mayor compañía automotriz de Japón, pidió apoyo a las firmas proveedoras luego de llamar a revisión más de 13 millones de vehículos. Bloomberg/La República


Aumentan costos de autos por mayores exigencias de seguridad

Las compañías proveedoras de autopartes sienten la presión a medida que las empresas automotrices toman medidas para elevar los estándares de calidad luego de un 2014 que fue récord en llamados a revisión de vehículos en los Estados Unidos.
En Japón, las fabricantes de autopartes que venden a compañías automotrices de todo el mundo dicen que toman costosas medidas para cumplir las normas internacionales de calidad más estrictas, para lo cual incorporan elementos de seguridad adicionales en los diseños de sus componentes y compran más equipamiento de inspección sofisticado.
Ante la ola de llamados a revisión por fallas mortales como los interruptores de encendido defectuosos de General Motors Co. y los air bags de Takata Corp. que lanzaron fragmentos de metal a los conductores, los proveedores dicen que tienen escasas opciones.
“Es caro”, dijo Shigenobu Nagamori, el presidente de Nidec Corp., una firma de Kioto fabricante de motores de precisión pequeños que busca expandir sus negocios con las empresas automotrices. “Pero de lo contrario, si luego se nos obliga a compensar pérdidas, todos quedaremos arruinados”.
Las compañías automotrices llamaron a revisión más de 60 millones de vehículos en los Estados Unidos el año pasado, el doble del récord anterior de 2004.
En momentos en que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Autopistas, NHTSA por la sigla en inglés, asegura que redoblará la vigilancia este año, la concentración en la calidad encarecerá la manufactura, lo cual, a su vez, podría llevar a los consumidores a pagar más los autos.
“El riesgo de los llamados a revisión será aun mayor en el futuro, dado que los autos usan cada vez más componentes eléctricos y se hacen más complejos”, dijo Satoru Takada, un analista del sector automotriz de Toward the Infinite World Inc.
“Los costos que pagan las firmas fabricantes de autopartes para garantizar la seguridad probablemente seguirán aumentando”.
Honda, la tercera mayor compañía automotriz de Japón, ha dicho que inspeccionará a fondo el desarrollo y pidió apoyo a las firmas proveedoras luego de llamar a revisión más de 13 millones de vehículos desde 2008 debido a defectos de los air bags de Takata, que tiene sede en Tokio.
Takata y las compañías automotrices investigan la causa de los defectos, a los que se ha atribuido cinco muertes en los Estados Unidos y Malasia.
Takata estima pérdidas de $212 millones este año fiscal luego de asignar 47.600 millones de yenes en el primer semestre a la calidad de los productos. La compañía dijo en noviembre que es difícil estimar el monto de los reclamos por daños que ha recibido en los Estados Unidos.

Bloomberg