Aumenta uso de irradiación en cultivos
El aumento de las mutaciones inducidas para el mejoramiento de los cultivos plantea dudas relativas a la legitimidad y la seguridad en comparación con la ingeniería genética
Enviar

Aumenta uso de irradiación en cultivos


Los productores de cultivos están utilizando cada vez más radiación y sustancias químicas que alteran los genes para mutar semillas, creando nuevas variedades de plantas con mejores rindes –y sin regulación.
El programa de Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura de los Estados Unidos ha recibido este año 39 solicitudes de servicios de radiación de productores de plantas en docenas de países, el nivel más alto desde que comenzaron los registros en 1977, según el responsable del programa Pierre Lagoda.


El grupo de Viena propicia desarrollar cultivos más “sostenibles” irradiándolos para resistir amenazas como la sequía, los insectos, las enfermedades y la salinidad.
Después de haber tenido un auge en los años 1950 al comienzo de la Era Nuclear, las mutaciones inducidas siguen siendo utilizadas por desarrolladores que van desde BASF SE hasta Dupont Co. para crear cultivos destinados a los mercados que rechazan la ingeniería genética.
Los reguladores no exigen ninguna prueba de que las nuevas variedades son inocuas. La Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (NAS es su sigla en inglés) advirtieron en 1989 y nuevamente en 2004 que regular los cultivos genéticamente modificados dando al mismo tiempo carta blanca a los productos con mutaciones inducidas no está científicamente justificado.
El aumento de las mutaciones inducidas para el mejoramiento de los cultivos plantea dudas relativas a la legitimidad y la seguridad en comparación con la ingeniería genética, una técnica regulada utilizada por empresas como Monsanto Co. que implica transferir genes específicos de una especie a otra.
La soja Roundup Ready de Montsanto, un producto exitoso en los Estados Unidos y Brasil, no puede cultivarse en la Unión Europea, donde los gobiernos nacionales aducen preocupación por los riesgos que puede presentar para la salud y el medio ambiente.
Por el contrario, la mutagénesis borra y reorganiza cientos o miles de genes al azar.
Utiliza un proceso creado por el hombre que imita con una mayor intensidad lo que ha hecho la radiación solar a las plantas y animales durante milenios, provocando mutaciones que a veces son beneficiosas o riesgosas para el organismo.

Bloomberg


Ver comentarios