Enviar
Aumenta China gasto en defensa

La partida presupuestaria de China para su defensa -un tema que preocupa de forma creciente a rivales estratégicos como Japón o EE.UU.- aumentará este año un 11,2 %, anunció ayer el Legislativo del país asiático.
El presupuesto anual del ejército chino, que con dos millones de soldados es el mayor del mundo en cuanto a efectivos, ascenderá a 670 mil millones de yuanes ($106.400 millones), lo que supone un aumento de 67,6 mil millones de yuanes ($10.700 millones) con respecto a 2011 y el mismo ascenso en cifras absolutas que ese año.
La partida fue anunciada, como cada año, en la víspera de la apertura del plenario de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo), la reunión política más importante del año para el régimen, y el encargado de hacerlo fue el portavoz de la institución, Li Zhaoxing, quien calificó la subida de "razonable y apropiada".
La subida supera en dos puntos al aumento del PIB del pasado año (9,2%) y de hecho en los últimos años siempre ha sido así, con excepción de 2010, cuando el aumento de la partida militar fue del 7,5% y el ascenso del PIB ascendió a un 8,7%.
Li, también ex ministro de Asuntos Exteriores chino, señaló tras anunciar las cifras que China "coordina el desarrollo de su defensa con su desarrollo económico", y que los aumentos presupuestarios se deciden "de acuerdo con los requerimientos de la defensa nacional".
Añadió que desde el inicio de la crisis financiera mundial en 2008, el gasto público ha ascendido anualmente en torno a un 20,3%, cifra superior al aumento de la partida de defensa, que en el lustro 2003-2007 ascendió alrededor de un 15% como media.
Li también explicó que el porcentaje del gasto de defensa chino en el PIB nacional ha bajado del 1,33% de 2008 al 1,28% de 2011.
En años anteriores Li comparó esta cifra con la de EE.UU., donde supera el 4%, o con el 2% de Rusia, Francia y Reino Unido, los cuatro países que comparten con China un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
El rápido aumento del presupuesto militar de Pekín en los últimos años despertó siempre desconfianza entre rivales estratégicos como Estados Unidos y Japón, que consideran al Ejército chino como un rival directo a medio plazo, y acusan a Pekín de no revelar las verdaderas cifras de sus gastos de defensa, al no incluir en éstas, por ejemplo, las importaciones de armamento.
China, aunque niega estas acusaciones, no detalla con precisión el destino de su partida de defensa, si bien suele destacar que principalmente es dedicada a la renovación del equipamiento de los soldados (cuarteles, vestimenta y otros apartados) o a programas de formación.
Con conflictos latentes que se remontan a décadas, como Taiwán o el de la península Coreana, y otros que resurgen, como el del Mar del Sur de China, las potencias del Pacífico ven con recelo el ascenso militar del gigante asiático, que el año pasado exhibió su fuerza con el estreno de su primer portaaviones.
China tiene el ejército más grande del mundo en número de efectivos, aunque está en un proceso de progresiva reestructuración que implica la reducción de su tamaño a cambio de una mejora en la capacidad tecnológica.

Pekín/EFE
Ver comentarios