Aumenta confianza global por planes de estímulo
Enviar
Aumenta confianza global por planes de estímulo


Singapur- La confianza en la economía mundial creció en enero respecto de un mínimo casi sin precedentes a medida que los bancos centrales empujaban las tasas de interés hacia cero y los funcionarios prometían aumentar el gasto para combatir el bajón más profundo desde la década de 1980, según una encuesta de usuarios de Bloomberg en seis continentes.
El índice Bloomberg Professional de confianza global trepó a 8,7, cuando había sido de 6,1 en diciembre. Un cómputo por debajo de los 50 significa que los pesimistas son más que los optimistas. El índice, que se creó hace algo más de un año, llegó al punto más bajo --4-- en octubre. Las respuestas en relación con América Latina y Europa Occidental fueron las más optimistas, mientras que los consultados en Asia fueron los más pesimistas respecto de su región.

Los Gobiernos desde los Estados Unidos hasta Asia están gastando centenares de miles de millones de dólares para combatir el creciente desempleo y las quiebras de empresas en el marco de la desaceleración. Si bien los mercados de crédito dan ciertas muestras de recuperación luego de que las autoridades del mundo entero redujeron las tasas de interés, los informes económicos indican que el crecimiento global sigue deteriorándose.
“El apoyo de los Gobiernos sin duda va a evitar que la situación sea tan mala como sería en caso contrario”, dijo Guy LeBas, economista jefe de Janney Montgomery Scott LLC en Filadelfia, que participó en la encuesta. “Aún no creemos que vaya a ser suficiente para evitar lo que fundamentalmente es una recesión global”.
El registro de la confianza de los participantes estadounidenses aumentó de 7 a 9,5, indicó la encuesta. El nivel de confianza aumentó en la mayor parte de los otros mercados consultados. El índice de Alemania trepó de 9,7 a 13,2. En el caso de Europa Occidental subió de 6,5 a 8,4, mientras que en el caso de Japón el registro no experimentó cambios y se mantuvo en 3,9.
La encuesta de más de 2.820 usuarios de Bloomberg se llevó a cabo entre el 5 y el 9 de enero. Desde la encuesta de diciembre, la Reserva Federal de los Estados Unidos redujo su tasa clave a cero por primera vez, Europa se hundió más en la recesión y el petróleo cayó por debajo de los $40 el barril.
Las repercusiones de la crisis del crédito y el consiguiente derrumbe de las instituciones financieras y de los precios de los activos internacionales siguen amenazando con socavar la confianza.
La economía de los Estados Unidos perdió 2,6 millones de empleos el año pasado, apenas por debajo de la declinación de 2,75 de fines de la Segunda Guerra Mundial, mientas que el desempleo creció al 7,2%. Las exportaciones de China cayeron en diciembre lo máximo en casi una década, mientras que el trimestre pasado la economía británica probablemente tuvo la mayor contracción desde 1978 por lo menos.
El presidente estadounidense electo Barack Obama planea un paquete de $775 mil millones de gastos y reducciones impositivas para impulsar la economía, mientras que los países asiáticos anunciaron medidas similares por un monto superior a los $672 mil millones. En Alemania, la coalición de la canciller Angela Merkel acordó esta semana gastar 50 mil millones más de euros ($66.800) en los dos próximos años, en lo que constituye su segundo plan de estímulo en dos meses.
“Cabría esperar una reanimación del PIB una vez que los paquetes fiscales se aprueben y entren en acción”, dijo Jonathan Basile, economista de Credit Suisse Holdings USA Inc. en Nueva York, que participó en la encuesta. Eso “no necesariamente significa que las cosas ya estén solucionadas. Es evidente que habría que hacer más cosas para volver a estar bien parados”, dijo.
Es posible que los paquetes fiscales que preparan los Gobiernos saquen al mundo de la crisis económica el año que viene, dijo el 12 de enero el presidente del Banco Central Europeo, Jean- Claude Trichet. Las medidas de las autoridades han “demostrado ser eficaces en lo relativo a evitar una crisis”, agregó.
“En el plano global, pensamos que 2010 será un año de avance, de significativa recuperación”, dijo Trichet luego de tener una reunión con el presidente de la Reserva Federal, Ben S. Bernanke, y otros ejecutivos de bancos centrales del Grupo de los 10. Las medidas de los Gobiernos y los bancos centrales para estimular el crecimiento económico y reactivar el crédito “desempeñarán un papel cada vez más positivo”, dijo.

Ver comentarios