“Aula abierta” impulsaría educación ambiental
“Una de las lecciones que la situación nos dejó es contar con el apoyo de alguna entidad del Estado para lograr sostenibilidad financiera”, explicó Randall García, director del INBio. Se toma mañana/LA REPÚBLICA
Enviar

 

“Aula abierta” impulsaría educación ambiental

INBio apostará por contenido en plataformas digitales y visita a cantones 

El INBioparque dice adiós a sus instalaciones, que durante 15 años fueron aulas de educación ambiental para miles de costarricenses.
Desde el próximo 31 de marzo, el INBio ya no contará con este espacio, por lo que apostará por las plataformas digitales y la visita a diversos cantones del país.

201502162054490.codd.jpg
La institución se encuentra en el proceso del diseño del programa “Ciencia Ciudadana”, aplicación diseñada para que el usuario conozca las especies nacionales, información ambiental de interés y para que, además, realice consultas de estos temas.
Los científicos de INBio contestarán las preguntas de los interesados.
Además, fortalecerán el uso del Bioexplorador, un portal de información que se encuentra en el sitio web de la institución.
“Tenemos un socio nuevo que son las municipalidades. La idea es que realicemos charlas en los parques con los vecinos de la comunidad”, comentó Randall García, director del Instituto Nacional de la Biodiversidad.
Algunos de los cantones que estarían en proceso de ingresar a este nuevo programa serían San José, Alajuela y Santo Domingo de Heredia. La institución prevé llevar esta iniciativa a todas las zonas del país.
Como parte de los proyectos que manejarán, se dará un trabajo de cerca con el Ministerio de Educación Pública (MEP), con el objetivo de que el conocimiento de los colaboradores del INBio se transmita a los estudiantes de las escuelas y colegios.
“Queremos contar con un aula abierta y reforzar nuestra presencia en la web, tenemos alrededor de 25 mil visitas diarias en nuestras plataformas digitales”, aseguró el director.
De igual forma, García comentó que colaboran con la Universidad Nacional y el Instituto Tecnológico de Costa Rica en la apertura de un doctorado en biodiversidad.
Ante la falta de recursos, el INBio vendió el parque en abril de 2014 al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).
Las donaciones a la institución provienen de organismos internacionales.
“Si en un futuro volviéramos a abrir uno de estos espacios, una de las lecciones que esto nos dejó es contar con el apoyo de alguna entidad del Estado para lograr sostenibilidad financiera”, explicó García.
Esta situación provocó el despido de 32 colaboradores y la reubicación de los animales a otras zonas del país, trámite que realiza el organismo de la mano con el Minae y el traslado de sus colecciones de más de 3,5 millones de especímenes al Museo Nacional.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola



Ver comentarios