Enviar
La no aprobación de la última ley de implementación del Cafta le costaría al sector al menos $1,6 millones
Atraso legislativo pasa factura millonaria a azucareros
• Laica tendría que comprar a México casi 12 mil toneladas de la materia prima a un precio mayor para cumplir compromisos, pues perdió cuota del tratado

Natasha Cambronero
[email protected]

La no aprobación de la última ley de implementación del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (Cafta por sus siglas en inglés) le pasaría una factura millonaria al sector azucarero nacional.
Esta industria estaría perdiendo al menos $1,6 millones con la anulación de la cuota de casi 12 mil toneladas métricas, libres de aranceles que le concedía el acuerdo.
El Gobierno estadounidense suspendió el beneficio comprendido en el Cafta por el incumplimiento del país en aprobar la Ley sobre Derechos de Autor y Conexos, pues esta debió ser avalada por la Asamblea Legislativa antes del 31 de diciembre.
La situación se complica pues la Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (Laica) ya colocó las 11.880 toneladas que le otorga el Cafta en los futuros de la Bolsa de Nueva York, estas se vendieron a dos compañías estadounidenses en junio.
Esta mercadería debe entregarse antes del 15 de febrero como se establece en los contratos.
Si bien falta más de un mes para que este plazo se venza, la situación se dificulta, pues el plenario no sesionaría hasta el 18 de enero.
Dado que el proyecto de ley cuenta con al menos 121 mociones por parte de los diputados, es difícil que este se vote el mismo día en que la Asamblea Legislativa reanude labores.
Ante esta situación, Laica se vería en la obligación de comprar las casi 12 mil toneladas de azúcar a otro país para cumplir con los contratos, pues los aranceles para exportar a Estados Unidos desde Costa Rica son cercanos al 300% del valor de la mercadería, explicó Edgar Herrera, director ejecutivo de la Liga.
De momento, los productores estiman que podrán comprar dicha cantidad a México. Sin embargo cada tonelada de azúcar les saldría $345 más cara con respecto al precio en que se vendió la materia prima local. Esto generaría una perdida por $1,6 millones.
“El problema es que nadie en el mundo tiene azúcar, no tenemos a quien comprarle; creemos que puede ser México, pero si no llega a darse sería la primera vez en 70 años que Costa Rica incumpliría un contrato”, señaló Herrera.
El sector azucarero fue uno de los pocos beneficiados durante 2009 con el primer año del Cafta. Al lograr un crecimiento en las exportaciones hacia Estados Unidos del 63%, ya que pasó de comercializar 35 mil toneladas a 57 mil toneladas, revelan datos de la Cámara de Exportadores de Costa Rica.
Otros sectores que también se podrían ver afectados son el textil y el de carnes; sin embargo, hasta el momento no han recibido ninguna notificación de un aumento en los aranceles para venderle a Estados Unidos.
Ver comentarios