Enviar
Ampliación de tubería y de tanques registra siete años de demora
Atraso en obras encarece combustibles

Recope en riesgo de desequilibrio financiero, advierte auditoría

El atraso de las obras para aumentar la capacidad de acopio de combustibles, condena a los consumidores a pagar más caro el precio de la gasolina, diesel y demás derivados del crudo que se expenden a nivel nacional.
Lo anterior se da porque al no tener suficiente espacio para almacenar los productos, el país se ve en la obligación de contratar más fletes para traer los hidrocarburos que garanticen el suministro.
Ese fue el principal hallazgo de una auditoría elaborada sobre los estados financieros de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) que difundió ayer la Contraloría General de la República.
Adicionalmente se encontró que Recope corre el riesgo de sufrir un desequilibrio financiero al no presentar ajustes de tarifas para los productos que vende, sino atenerse a que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos las actualice de oficio.
Se intentó conocer la posición de Recope sobre el informe de auditoría, pero se nos dijo que la entidad tenía asueto ayer so pretexto de la celebración del día de la Virgen de Guadalupe, por ser patrona del cantón donde se encuentra la sede de la institución.
La mayoría de los proyectos para ampliar los tanques o las tuberías de distribución de combustibles que tiene pendiente completar Recope debieron estar listos en 2004. Incluso algunos de esos trabajos fueron pospuestos para este año pero tampoco se pudieron completar en el plazo establecido.
Destacan entre las obras que sufren rezago la construcción de dos tanques con capacidad para almacenar cada uno 5,6 mil metros cúbicos de gasolina súper para la estación de La Garita.
Tampoco está listo un tanque para guardar hasta 4 mil metros cúbicos de crudo pesado en la refinería de Moín, ni se han reubicado en la estación de La Garita dos tanques para el acopio de gasolina para avión.
El almacenamiento de gas licuado, que es el que se emplea para cocinar, también es escaso en el país como consecuencia de que el proyecto para solucionar este problema se ha desarrollado a paso lento.
De las obras que estaban fijadas para el año anterior apenas se avanzó en un 47% de lo previsto, en tanto que al primer semestre de 2011 el progreso fue de tan solo el 1% de lo programado.
Este proyecto se considera estratégico para Recope y para el país dadas las limitaciones de almacenamiento con que cuenta esta empresa, advirtió el ente contralor.
La reubicación del poliducto entre el muelle petrolero y la refinería es otro proyecto que no ha avanzado a la velocidad deseada, pues al primer semestre solo había avanzado un 43% de lo previsto.
Sobre el riesgo de que Recope sufra problemas financieros, la Contraloría justificó que se debe a que están manejando los mismos costos de producción que tenía la entidad en 2009, debido a que desde entonces no ha vuelto a solicitar ajustes de tarifas.
El riesgo que podría implicar sobre el equilibrio financiero de la empresa, es que no logre los niveles de ingreso requeridos para su operación y crecimiento en inversión, revela la auditoría.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios