Atleta portó camisa “no me dopo” y dio positivo en Juegos Olímpicos
“No me dopo”, fue el mensaje que utilizó la rusa Nadezhda Sergeeva. COI/La República
Enviar

A principios de mes, la atleta rusa Nadezhda Sergeeva, posó en Pyeongchang, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno, con una camiseta que decía “no me dopo”, intentando librar de culpa al sector que participa en estas competencia sin utilizar sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.

Sin embargo, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) confirmó de manera oficial que Sergeeva dio positivo de trimetazidina, que generalmente se usa para prevenir las anginas o problemas en la vista.

Sergeeva que terminó duodécima en prueba de bobsleigh falló un control fuera de competición.

La piloto de trineo, que fue parte de los 168 atletas rusos que fueron examinados individualmente por el Comité Olímpico Internacional (COI) antes de los Juegos de Invierno, negó haber consumido esa droga.

De todas formas, Sergeeva, de 30 años, aceptó la suspensión provisional y se reservó el derecho a “buscar la eliminación o reducción” del periodo de inhabilitación, señaló el comunicado del TAS.

Es el segundo positivo de Rusia en estos Juegos, Sergeeva se sumó a Alexander Krushelnitsky, a quien le habían sacado la medalla de bronce que ganó junto a su esposa en la prueba de dobles mixtos de curling.

Con este ya son cuatro los dopajes positivos en Pyeongchang. Los otros fueron los casos del japonés Kei Saito en patinaje de velocidad y el esloveno Ziga Jeglic en hockey sobre hielo.

El domingo anterior fue la Clausura de los Juegos y el COI decidió que los atletas rusos no desfilarían bajo su propia bandera durante la ceremonia, sino la bandera olímpica.

Los casos por dopaje de la delegación rusa en el pasado no permitieron a la delegación desfilar con sus colores.

El presidente del COI, Thomas Bach, calificó a ambos casos de “muy decepcionantes” y dijo que los mismos no habían permitido considerar levantar la sanción antes de la ceremonia de clausura.

Pero también dijo que “no hay evidencia de dopaje sistemático ni evidencia de participación del Comité Olímpico Ruso en estos casos”.

Por esta razón, el COI aprobó levantar la sanción al país euroasiático mientras sea hallado libre de culpa de utilizar estas sustancias en sus atletas.

Ambas decisiones del COI fueron aprobadas por unanimidad, luego de la recomendación de su comité ejecutivo.

Durante la sesión, Nicole Hoevertsz, quien encabezó el grupo de implementación que le dio seguimiento a la participación del OAR (acrónimo de competencia de la delegación rusa) en los juegos de Pyeongchang, dijo que el comportamiento de la delegación había sido “ejemplar”.

“Tenemos que trazar una línea y mirar hacia el futuro”, dijo Hoevertsz.

El equipo de OAR fue la tercera delegación más grande en Pyeongchang 2018 y obtuvo 16 medallas, incluyendo dos de oro.A principios de mes, la atleta rusa Nadezhda Sergeeva, posó en Pyeongchang, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno, con una camiseta que decía “no me dopo”, intentando librar de culpa al sector que participa en estas competencia sin utilizar sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.


Ver comentarios