Enviar
Atentado sacude a Líbano

Diputado antisirio y seis personas más mueren en un ataque en Beirut

Beirut
EFE

Antoine Ghanem, diputado de la mayoría antisiria, murió ayer en un atentado en el sureste de Beirut que se cobró también las vidas de seis personas más y causó heridas a más de 56, según el último recuento de la Cruz Roja libanesa.
Ghanem, diputado de las Falanges (partido cristiano), falleció cuando un artefacto explosivo de unos 25 kilos oculto en un Mercedes estalló al paso del vehículo en el que se trasladaba en el área residencial de Horch Tabet en el barrio Sin el Fil, en el sureste de Beirut, dijeron a Efe fuentes policiales.
Este atentado se produce cuando quedan solo seis días para que se reúna el parlamento libanés en una crucial sesión en la que los diputados deben votar al próximo presidente del país, una votación en la que la mayoría anti-siria y la minoría están profundamente enfrentadas y lejos de poder llegar a un consenso.
Junto a Ghanem, en el atentado de ayer murieron los dos guardaespaldas que le acompañaban en su Chevrolet negro con matrícula azul, dijo la cadena de televisión LBC.
según la agencia de noticias ANN, la bomba estaba colocada en un vehículo de la marca Mercedes Benz estacionado en esa zona y fue accionada por control remoto.
La LBC mostró imágenes de una espesa humareda y de coches carbonizados, entre ellos el vehículo del parlamentario, que tenía 64 años y llevaba 46 años en política, siempre militando en el partido cristiano de las Falanges.
Varios curiosos se agolpaban en torno a los vehículos en una escena en la que también aparecían varios edificios colindantes dañados por la explosión.
La mayoría de los habitantes de los edificios vecinos al atentado tuvieron que ser evacuados, según la LBC.
Ghanem presentía que su muerte estaba cerca y así se lo comunicó esta mañana su amigo, el también parlamentario de las Fuerzas del 14 de Marzo, Antoine Andraos, según la LBC.
En su conversación, Ghanem le dijo a Andraos que tenía miedo y que presentía que algo no funcionaba bien, apuntó la LBC.
Ghanem regresó la noche del martes a Beirut desde París, en donde se refugiaba porque le habían advertido de que estaba en la “lista negra” de las personas a eliminar.
Sin embargo, decidió volver a Beirut para asistir a la sesión del próximo 25 de septiembre en el Parlamento libanés para elegir a un nuevo presidente de la República.
La cadena de televisión qatarí Al Yazira apuntó que Ghanem siempre se trasladaba en taxis, por temor a que le pusieran una bomba en su coche, pero hoy decidió utilizar su propio vehículo.
Ghanem era uno de los falangistas más destacados y profundamente anti-sirio.
En ese sentido, Ghanem votó en 2004 contra la prórroga del mandato del presidente Emile Lahud, vista como una imposición del régimen sirio para perpetuar su influencia sobre el Líbano.
A pesar de que ya algunas voces, como la del diputado Saad Hariri, ya han aludido a Siria como probable autora del crimen, el gobierno de Damasco ya ha condenado el atentado a través de un comunicado de la agencia oficial SANA.
La agencia, citando a “una fuente periodística” que no identificó señaló que “este acto criminal va contra los esfuerzos y empeños de Siria y otras (partes) para conseguir el acuerdo nacional libanés”, y añadió que el interés del régimen de Damasco “está en la seguridad, la estabilidad y la unidad del hermano Líbano”.
El diputado asesinado ayer es el segundo político de las Falanges libanesas (“Kataeb”) asesinado en menos de un año.
Ver comentarios