Ataque a secreto suizo puede "criminalizar" elites
Enviar
Ataque a secreto suizo puede “criminalizar” elites

Bloomberg

Los líderes europeos deberían renunciar a atacar el secreto bancario suizo y aceptar un impuesto a la retención de los datos para no criminalizar a los contribuyentes ricos, dijo Konrad Hummler, socio gerente del banco privado más antiguo de Suiza.
“Si realmente hay un deseo de criminalizar parte de la elite en los países europeos, entonces sería un mayor problema para estos países que para Suiza”, dijo Hummler en una entrevista en la sede de Wegelin & Co. en Zúrich.
La “mayoría de los clientes europeos no eran delincuentes, sino que estaban diversificándose de su país de residencia”.

Los bancos suizos propusieron la semana pasada un impuesto a la retención de los datos en un intento por repeler el ataque al secreto por parte de Estados Unidos, Alemania y Francia. La Asociación de Banqueros Suizos ha remitido la propuesta, según la cual solamente los bancos conocerían las identidades de los clientes, al Gobierno para su consideración.
Un impuesto a la retención del secreto puede impedir las investigaciones del tipo que incriminó al ex jefe ejecutivo de Deutsche Post AG, Klaus Zumwinkel, quien confesó en enero el uso de una cuenta en Liechtenstein para evitar impuestos, dijo Hummler. Ello se produjo después que el Gobierno alemán le pagó a un ex empleado de LGT Group, el banco de propiedad de la familia gobernante de Liechtenstein, por los registros del banco.
“Es una manera elegante de tratar de resolver el problema, no solo para Suiza sino también para otros países”, dijo Hummler, quien previamente este mes les dijo a los clientes que vendan los activos estadounidenses o transfieran su dinero a otros bancos.
Los bancos suizos están proponiendo un “compromiso inaceptable” y es improbable que los líderes del Grupo de los 20 lo acepten, dijo John Christensen, director de Tax Justice Network, con sede en Londres.
“Están inadvertidamente confirmando lo que todos saben, que el secreto bancario oculta una enorme evasión fiscal por parte de elites europeas”, dijo Christensen. “El público está bastante enojado y quienes encabezan el ataque contra el secreto bancario no están con ánimo de arreglo”.
El propuesto gravamen al interés, dividendos, ganancias de capital e ingresos por inversiones podría recaudar “miles de millones por año” para los Gobiernos extranjeros, según la Asociación de Banqueros Suizos, que representa a la mayoría de las instituciones del país, incluso UBS AG y Credit Suisse Group AG. Eso puede atraer a los Gobiernos europeos, dijo Hummler, quien postuló un impuesto a la retención por primera vez en 2001.
Suiza ya impone un impuesto a la retención de 35% sobre pagos de intereses a clientes locales. Ha aplicado una política similar al ingreso por interés para algunos países de la UE desde 2005, generando 553,8 millones de francos suizos ($541 millones) para Gobiernos de la UE el año pasado.
El Reino Unido planea elevar el año próximo su tasa impositiva para los máximos ingresos a de 40% a un 50%. El ministro de Hacienda alemán Peer Steinbrueck ha propuesto elevar la máxima tasa impositiva del país a 47% de 45% y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, puede restaurar una tasa máxima de 39,6%, frente al actual 35%.

Ver comentarios