Así los vimos
Enviar
Así los vimos
GAPARI

Costa Rica

Briceño: le hemos apreciado su excelente colocación; los remates distantes lo agarran bien parado; quizá se confió un poco en la acción del primer gol charrúa, sorprendido corriendo la raya tras el globo de Silva. Le hizo mala cobertura al segundo palo.
Smith: se desperdician acciones en ofensiva por sus centros largos y mal ubicados (no todos); mejoró mucho en defensa y de un servicio suyo se gestó el penal de Albin y el descuento.

Dawson: tuvo un juego complicado porque la delantera celeste se vio muy bien al toque; los arietes saben pasarla, moverla, lo que obligó a Rudy a rápidos desplazamientos.
Johnson: muchísimo mejor que contra Brasil; lució más aplomado, concentrado y menos ansioso. El capitán hizo un buen partido.
Mora: le tocó trabajar en una zona de alto riesgo; Uruguay fue punzante y frenético en la derecha de su ataque y ahí engendró sus goles, Gianni y Brito fueron un sudoku que a Joseph le costó resolver.
Davis: en el epílogo tuvo el empate en su cabeza pero remató para arriba; fue una buena oportunidad; se le presentó un juego complicadísimo por la calidad de Maximiliano Rodríguez, un jugadorazo que era su presa.
Montenegro: la jugada del autogol fue accidental; eso sucede en las mejores familias; más que el autogol, dolió más la ocasión de gol que dejó ir cuando mandó al cielo un balón largo que le sirvió Smith. Ese paquete era para gol.
Villalobos: tácticamente le cumplió a Watson; el sustituto de Dylan Flores fue buen socio de los medios de marca, Davis y Montenegro y sostuvo un equilibrio en la cintura, donde la tricolor no se hundió.
Vega: a la salida de un tiro de esquina metió un fogonazo que pasó cerca del palo vertical; esta vez se le acercó más a McDonald y la mejora en ofensiva fue evidente.
Blanco: con el marcador en blanco, Vianney dibujó dos descolgadas por la franja izquierda que terminaron en remates cerrados que obligaron al portero Rodríguez a repeler pegado al primer palo.
McDonald: con Silva, Piriz y Prieto en la nuca, solo de penal podía anotar; no le regalaron un centímetro y lo asfixiaron. Al final voló un balón.
Sánchez: fue a reforzarle a Mora la zona más conflictiva del ataque charrúa, pero hubo que sacrificar a Blanco.
Brown: el dos a cero calmó a los uruguayos y se le facilitó la labor.
Viales: quizá pudo figurar en los números si McDonald le sirve la bola que mandó a las nubes.

Nota: apreciaciones gracias a las transmisiones de los canales 6 y 7.


Ver comentarios