Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



ACCIÓN


Así los vimos

| Lunes 08 junio, 2009



Así los vimos
GAPARI

Costa Rica

Navas: acostumbrados a su excelencia, sentimos que fiel a su estilo y seguridad, estaba para más en las dos anotaciones. Paradón a Scotland.
Herrera: como defensa se lo tragaron en la primera parte; el anfitrión entró fácil por su sector. Dejó ir gran ocasión de gol pero se reinventó sirviéndole a Borges el tercero.
Segares: media hora inicial y cierre de etapa de total desconcierto; Spann y Scotland le pasaron por encima. Se reafirmó toda la segunda parte.
Umaña: muy similar a Segares; subido al escenario le hizo falta su contraparte, Fernández, y se desubicó. Luego, con Chalo retomaron el mando de la zona.
Marshall: por exceso de individualismo, remate sin ángulo a Ince, se fue una oportunidad de gol. Despeje flojo y agónico propició el 2-2. En ofensiva se juntó bien con Sirias.
Sirias: punto altísimo del equipo; con su técnica y corridas por la izquierda engendró dos anotaciones, con la complicidad de la suerte… y de Lawrence.
Borges: la figura del juego, por el par de goles, desde luego, pero sobre todo porque se plantó en la cintura con Centeno para que el equipo no se partiera en dos.
Centeno: jugó con diluvio en alta mar; partido dificilísimo; esta vez se lució tácticamente y no técnicamente. Se paró como hombre en la mitad del campo y sostuvo un equilibrio de líneas que resultó fundamental.
Herron: flojo, perdido, se le escaparon las marcas de Avery, Noel y Jones, que hicieron estragos por el carril izquierdo.
Ruiz: sostuvo mucho la pelota, lo que condujo a un desgaste físico innecesario. Tuvo roces con el silbatero, lo pintaron de amarillo y Kenton lo mandó a bañar.
Saborío: hizo de todo; anotó, erró, el portero Ince le sacó un enorme remate de cabeza; buen partido táctico.
Bolaños: muy buen relevo; mantuvo a la oncena en posiciones ofensivas refrescando la entreala izquierda.
Alonso: se combinó con lujos técnicos con Centeno y Herrera para servirle a Celso el tercero.
Granados: un candadito para siete minutos.