Enviar
Así los vimos
GAPARI

Barcelona

Valdés: sus dos grandes acciones fueron como líbero, lo que demuestra lo bien que juega el área.
Puyol: el corazón del capitán brotó por todos los rincones del Olímpico. Un legítimo pura sangre. Casi anota dos veces.
Touré Yayá: un pastel aniquilar al solitario Roodney.
Piqué: para mi gusto, la mejor figura del partido, aunque los lauros se los llevan los de siempre. Señor defensa que ejecutó más cortes que un carnicero fino.
Sylvinho: se proyectó bien por el carril y generó fútbol ofensivo.
Busquets: medio de marca táctico y típico, que dividió funciones de bloqueo entre Park y Ronaldo.
Xavi: el dueño de la bola; la magia del Barcelona pasa por su técnica y dominio exacto de los tiempos y la pelota.
Iniesta: puede que estemos ante el mejor futbolista del mundo, hoy.
Messi: filtró a Eto’o el balón que trajo el primer gol y de cabeza anotó el segundo. No hizo un grandioso partido pero los goles lo hicieron de nuevo protagonista.
Eto’o: muy frío para construirse solito la acción que abrió la cuenta. Muy buen partido en el medio de las jirafas inglesas.
Henry: hizo estragos por la izquierda; Van der Sar le tapó un gol. Algo individualista.
Feita: nada especial.
Pedro: fue el primero en felicitar a Iniesta.


Manchester United

Van der Sar: en sus buenos tiempos le desvía el remate del primer gol a Eto’o. Paradón a cabezazo de Puyol.
O’Shea: perdió por nocaut técnico en el primer asalto la franja con Henry.
Ferdinand: increíble que una pulga le gane por alto la bola a una jirafa. Lo van a exportar a Africa Mía.
Vidic: Eto’o le partió la cintura en mil pedazos en la acción del 1-0. No pescó nada en ofensiva que es su fuerte.
Evra: el más técnico de la zaga, al menos intentó armar ataques con Anderson y Ronaldo.
Carric: le tocó bailar con la más fea; nada menos que bloquear a Iniesta y sucumbió.
Anderson: su hombre era Xavi y como no lo halló en el campo, se fue a buscarlo al vestuario.
Giggs: el enorme veterano, el mejor puntero izquierdo del mundo en su momento, ha perdido fuelle. Tuvo un chance en ofensiva que no cerró.
Park: el coreano fue el mejor o el menos malo del Manchester; cumplió sus funciones a cabalidad a pesar de tener la marca de Busquets.
Rooney: la pulseó pero no le salió nada; muy aislado en ofensiva, empezó a ver balón cuando entró Berbatov.
Ronaldo: el soberbio no supo perder; humillado por la superioridad del rival, se dedicó a patear a Puyol.
Tévez: debió ser titular para acompañar a Rooney.
Berbatov: estuvo a centímetros del descuento.
Scholes: el “colorado” entró a volar patadas.

Nota las apreciaciones del columnista fueron posibles por la transmisión de ESPN
Ver comentarios