Enviar
ASI LOS VIMOS
GAPARI

R. González: por lo visto lo estudiaron para los penales; los cuatro primeros se los metieron al lado contrario de sus estiradas. Fue el mejor de CR en el juego con tres acciones decisivas.
Johnson: un arrollado para atrás puso en aprietos a Ricardo que tuvo que defender como líbero; le faltó presencia ofensiva en mucho por el flojo desempeño de Herrera.
Umaña: Torres le ganó un viaje largo, no cayeron las tenazas de Michael y Ricardo paró el taponazo; fue su única grieta defensiva. Buen complemento con Freddy.
Fernández: totalmente consolidado, llegó a tiempo a cruces defensivos cruciales que presentaron lío en el área chica de Ricardo. En el río del ataque no halló peces.
L. González: se le fugó la primera parte sin incursiones ofensivas; esto fue un faltante de todo el equipo que costó caro al final. A Leo le cuesta ponerle sangre a la actividad o al menos, no se le nota.
Davis: perdido y nunca hallado en el templo; le fue imposible atrapar el talento de Barahona que lo llevó por la calle de la amargura; así es como se paga el derecho de piso.
Oviedo: un único pase de primer mundo a la escapada de Alpízar, desaprovechado por este ante Penedo; jugó demasiados minutos en su parcela, no invade ni es precarista de la contraria, déficit que ya le ha sido señalado por Kenton.
Herrera: flojo, lo presionaron, lo cercaron, lo empujaron atrás, lo asfixiaron.
Sánchez: no pudo meterse en el juego; toca al cuerpo técnico averiguar la causa: ¿presión, novatada, nervios, capacidad del contrario para limitarlo?
Alpízar: el que perdona pierde; tuvo el 1-0 a su entera disposición, con Penedo vendido en su posición y remató por afuera. Sentimos que en ese remate desviado se perdió también el camino de la corona.
Furtado: otro que la tuvo para liquidar, pero su bombazo a quemarropa se estrelló en el ombligo de Penedo, en lo que fue la acción decisiva del encuentro. Escasa presencia ofensiva.
Brenes: su entrada metió a Costa Rica en posición de ataque; se apoderó de la franja izquierda y puso a jugar al Mambo.
Núñez: excelente relevo, removió el ataque, la Selección vio posibilidad de gol e incluso le sacó una mano de penal a Torres que el árbitro se tragó.
Jiménez: en la lotería de los penales le tocó perder y le entregó el premio mayor a la competencia.

NOTA: las apreciaciones del columnista fueron posibles por la transmisión de los canales 6 y 7
Ver comentarios