Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



ACCIÓN


ASI LOS VIMOS

| Lunes 13 octubre, 2008



ASI LOS VIMOS
GAPARI

COSTA RICA

Navas: cuatro intervenciones decisivas; vuelo al palo al inicio, desvío magistral a Limón y dos achiques oportunos tirándose a los botines rivales.
Wallace: se jugó un partidazo en ofensiva; cruzó diagonales en ataque con pases cortos precisos y claros a sus delanteros.
Fernández: solvente, bien colocado, logró un cruce vital en el inicio cuando Christoph hacía el 1-0.
Montero: la desafortunada acción que ayudó al único gol local lo sacó de balance y cayó en un bache defensivo. En su puesto requiere de una total concentración.
González: se lució en paredes de ataque con Sunsing; primer tiempo muy ofensivo, luego bajó el ritmo. Con su cuerpo impidió otro gol local.
López: “Pupy” fue la figura del partido; se apoderó de la franja detrás de los creativos nacionales y se lució cortando y sirviendo en corto.
Borges: el remate de cabeza que nos puso 2-0 lo metió en el partido, tras media hora inicial vacilante. Entre él y López descuidaron la marca de Limón que jugó muy libre.
Centeno: como ni se inmutó cuando metió el primero, muchos creyeron que no había entrado. En precioso pase de cabeza habilitó a Armando para el tercero.
Alonso: concretó con frialdad el 3-0, recostado por la derecha es el primer hombre de una cintura que sabe juntarse, asociarse, sostenerla y tocarla. Habrá que medirlos ante rivales más fuertes, que saben presionar la medular.
Sunsing: le puso a Bryan un gol “fallecido”; siempre picante, vertical, retador, su llamado a la Sele y el hecho de que juega, es un acierto de Kenton, que Medford no valoró.
Ruiz: falló el 1-0; puso el 2-0; juega como la punta del iceberg donde Costa Rica muestra su mejor argumento. Una cintura poblada de talento.
Saborío: su presencia obliga a la tricolor a jugar distinto; es un futbolista de corte diferente a los que manejan la medular y contra Surinam se notó claramente. A Alvaro hay que jugarle a él. Sin Alvaro, todos juegan entre ellos.
Solís: ¡qué golazo Madre Mía! ¡Qué golazo!
Núñez: jugó diez minutos con todo definido.

Nota: las apreciaciones del columnista fueron posibles por las transmisiones de los canales 6 y 7.