Asegure la continuedad de su negocio
Enviar

Se conoce en el mercado como seguro de hombre clave, pero en realidad es un seguro de vida en el cual el dueño o socio debe valorar los pasivos que tiene la empresa, así como el valor de sus acciones o negocios que dependen de él exclusivamente y se verían afectados a la hora de fallecer.

El seguro de hombre clave puede generarse como un gasto de la empresa exento de impuestos y al darse el fallecimiento inmediatamente la empresa se convierte en único beneficiario. Esta es la característica esencial del seguro.

En el caso de un seguro de vida convencional en el cual el asegurado deja su parte a un beneficiario común, por ejemplo un familiar, la decisión queda totalmente a criterio de este, pero la empresa puede pagarles a los familiares y continuar operaciones normalmente.

En un tercer escenario, si el beneficiario decide quedarse con la participación, debe capacitarse o contratar a un gerente, para garantizar y adquirir el nivel de conocimiento faltante que ocasionó el fallecimiento del asegurado.

“Si esa persona clave ya no está, perdemos clientes y conocimiento. Ese daño lo podemos cambiar capacitando a alguien nuevo o al beneficiario para que haga lo mismo, pero solamente si él así lo decide”, comentó Alonso Alvarado, corredor de seguros.

Otro factor que influye es el tipo de negocio y su formalidad. En el caso de una pequeña empresa, si llega a fallecer la persona que desarrolló el proyecto posiblemente se termine ahí, a menos que haya patentado su marca o la receta de su producto.

“Los beneficiarios deben seguir un proceso normal de reclamo y presentar la documentación. Algunos de estos productos tienen coberturas de gastos funerarios, por lo cual es conveniente que se haga el aviso a la mayor brevedad posible”, dijo Alvarado.

Sin embargo, por ley el beneficiario tiene hasta cuatro años, siempre que justifique la tardanza y la misma no haya generado una obstrucción a la investigación. Una vez realizado el reclamo, la aseguradora tiene un mes para responder y otro para proceder con el pago.

Si hablamos de una compañía completamente establecida, como una sociedad anónima o con responsabilidad limitada, se llevará a cabo un proceso sucesorio como cualquier otra herencia y así se repartirán normalmente los bienes del individuo que fallezca.

Para obtener un seguro de este tipo, debe llenar una declaración de salud, y de acuerdo con la edad o monto asegurado se establecen exámenes médicos, físicos y de laboratorio que condicionan su otorgamiento.

A mayor edad más cantidad de exámenes, por lo cual es importante que las personas con edades en las que aún no tienen enfermedades graves aprovechen para tomar el seguro.
 


TIPOS DE SEGUROS


A término: el seguro se saca con un plazo de años establecido; el dueño puede asegurar sus años de vida laboral.

Universal: es un seguro que no tiene un plazo de años establecido por lo que puede incluso llegar a la edad de 100 años estando asegurado; además se maneja un ahorro con rentabilidad que puede ser utilizado como un complemento al plan de retiro, o incluso para que el seguro se pague solo en caso de que el socio esté pasando un mal momento financiero.