Enviar

Se hace necesaria una medida que no perjudique ni a bancos ni a empresarios, pero que permita paliar la crisis. Esto requiere fórmulas viables para asegurar no solo la continuidad de las empresas sino también del empleo

Asegurar continuidad de empresas y empleo

Como medida necesaria para atravesar la crisis económica los empresarios solicitan que las entidades bancarias les otorguen periodos de gracia y hasta un máximo de 36 meses para pagar sus deudas, según informa una nota de LA REPUBLICA del jueves.
A juicio de los empresarios, esto no distorsionaría la política monetaria a la que se amarró el país con el Fondo Monetario Internacional a cambio de un crédito precautorio que permitiera el blindaje necesario a la banca. También afirman que no se afectaría la suficiencia patrimonial de los bancos. Es decir que ven su solicitud viable sin perjudicar o exponer al sistema bancario.
Estas solicitudes del empresariado nacional se deben a que, según explican, cuatro de cada diez han tenido problemas para acceder al crédito en los últimos seis meses. Las entidades bancarias, por su parte, aducen una normativa que los penaliza si realizan ciertas readecuaciones a sus clientes, por lo cual requieren cambios en los indicadores de suficiencia patrimonial, rentabilidad mínima y otros.
En medio de razones de uno y otro lado se hace necesaria una medida que no perjudique ni a unos ni a otros pero que permita paliar la crisis. Esto requiere fórmulas efectivas para asegurar la continuidad de las empresas y el empleo.
Pareciera que el equilibrio pudiera darse si se prolongan los plazos de las deudas, manteniéndose el principal y los intereses de manera que los bancos conserven rentabilidad y los empresarios cuenten con mayor tiempo para hacer frente a sus obligaciones.
Al respecto, el nuevo superintendente de entidades financieras ha expresado que los planteamientos deben ser resueltos por los intermediarios.
La condición para que cualquier acuerdo o arreglo diera los benéficos resultados que el país necesita para salir adelante en la coyuntura actual, debería ser la garantía de mantenimiento e incremento de empleo, como única salida al problema social y reactivación del consumo y por lo tanto de la economía.
Ver comentarios