Enviar
Asamblea florense entre dudas

Un socio y el fiscal consideran que la asamblea del próximo 2 de julio no está bien convocada y eso podría impedir la cesión de la institución

Cristian Williams
[email protected]

Cuando muchos dan por un hecho que la señora Roxie Blen de Sotela será la nueva administradora del Club Sport Herediano a partir del 2 de julio, fecha convocada para la asamblea general, hay otros que impugnan ese encuentro de socios.
El primero en estar en desacuerdo es el fiscal de la directiva rojiamarilla, Edwin Astúa, al que se une el ex dirigente florense Oscar Aguilar Bulgarelli.
La oposición surge porque en la convocatoria, publicada el sábado anterior en un diario de circulación nacional, se detalla como punto tercero “…votación para aprobar o improbar dar en administración y explotación Comercial, nuestro equipo de Primera División, Divisiones Menores, estadio, marcas y otros…”, algo que según Astúa y Bulgarelli no fue lo que acordaron en la anterior asamblea, donde se hablaba de analizar y discutir el tema, y no de votar sobre la cesión del club.
Astúa detalla que en lo particular no ve nada factible que en la asamblea del 2 de julio vaya a darle un voto favorable al arrendamiento del club, por la forma en la que se ha venido manejando ese tema.
“Que quede claro que hay total oposición de la fiscalía a esa cesión del equipo, es claro que no se ha seguido el debido proceso, al punto que ya anuncian ese convenio que ni siquiera se ha firmado”, criticó Astúa.
Desde su óptica hay muchos vicios de nulidad en la convocatoria y en el manejo del tema por parte de la dirigencia, él tiene claro que la asamblea es soberana y la autoridad máxima y está en derecho y capacidad de a
probar la cesión de administración del club y ante eso no se puede hacer nada.
“Lo que es muy claro es que se dará un conflicto tremendo en la asamblea, entre la directiva y los asambleístas, porque hay una oposición real y muy bien justificada”, aseguró Astúa.
Otro de los cuestionamientos que se hace la fiscalía es porque el directivo Gerardo Villalobos, de manera unilateral determinó fijar una fecha de cierre para recibir propuestas de administración, algo que le correspondía a la asamblea, luego de conocer el contrato de administración.
Astúa señala que aunque queda poco tiempo para corregir los males del Herediano, pagarle a la Caja y así poder tener la personería jurídica que le permita jugar en el campeonato de la primera división, la directiva tuvo demasiado tiempo para actuar y nunca hizo nada.
“Esto es una irresponsabilidad de la junta directiva, correr hasta ahora es pura negligencia, desde hace seis meses estaban enterados y no se hizo nada para evitar estos problemas”, detalló el fiscal.
En la actualidad el Herediano cuenta con 867 socios activos, quienes en principio son los que tienen en sus manos el futuro de la institución, pero, dado el reglamento electoral, de última hora se pueden inscribir nuevos asociados, quienes tendrán derecho a voto. “Pueden llegar 1.000 personas nuevas como socios y aprobar, aunque los viejos piensen diferente”.
Por su parte, en la carta que le envió a la fiscalía Aguilar Bulgarelli deja claro la falta de transparencia que ha existido en este asunto, denuncia los cambios injustificados en resguardo de los intereses del Club Sport Herediano y de sus derechos como socio.
“Espero que esta convocatoria sea rectificada en los términos debidos, obedeciendo el mandato dado por la Asamblea General. De caso contrario, apelaré en su momento a todas las instancias institucionales y jurídicas que me permita el ordenamiento legal de Costa Rica, para hacer prevalecer, los mejores intereses del Club Sport Herediano y la comunidad que lo asienta”, externó Bulgarelli en su nota.
Ver comentarios