Enviar
Consideran justo recibir pago de quienes explotan comercialmente su música y sus discos
Artistas y productores defienden cobros a radioemisoras

En América Latina, en 2008 recaudaron $104 millones por concepto de derechos de autor, de los cuales el 60% fue repartido entre los artistas e intérpretes de cada país

Yessenia Garita
[email protected]

El conflicto por el cobro a las radioemisoras continúa.
Por un lado los dueños de las empresas radiales persisten en su idea de no cancelar el 3% que la Asociación Costarricense de la Industria Fonográfica y Afines (Fonotica) pretende cobrar por la programación de música.
Por otro lado, son ahora los artistas y productores quienes salen en defensa del cobro que pretende efectuar Fonotica, por derechos de propiedad intelectual, a las radioemisoras.
“El cobro que se gestiona no es un impuesto, es la justa retribución económica que los creadores, intérpretes y productores fonográficos deben recibir de parte de quienes explotan comercialmente su música y sus discos. Deben pagar quienes utilicen la música para conseguir un beneficio o ventaja económica”, dijo Dennis Solera, director general de la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes Musicales de Costa Rica.
El cobro a los establecimientos se impone porque las productoras discográficas tienen que entregar el 50% de lo recaudado a los artistas, intérpretes y ejecutantes.
“La gestión de derechos conexos no es una situación propia de nuestro país, porque se está llevando a cabo de forma exitosa en más de 60 países a nivel mundial, de los cuales 17 son latinoamericanos”, agregó Solera
En otros países, como los de Europa y en Estados Unidos, incluso el monto que pagan las emisoras es de un 8%.
En el caso de República Dominicana, por ejemplo, la tarifa fijada es del 3%, pero algunas tiene descuentos especiales, mientras que en Ecuador, las 320 emisoras pagan 1,5%, indicó Javier Asensio, representante de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).
En América Latina, solo en 2008, recaudaron $104 millones por concepto de derechos de autor, de los cuales el 60% fue repartido entre los artistas e intérpretes de cada país.
“La música deja millonarias ganancias a las radioemisoras. Es justo que artistas, intérpretes y ejecutantes reciban lo que les corresponde, tal y como ya ocurre en otros países”, dijo Róger Hernández, gerente general de Fonotica.
Actualmente, Fonotica representa a productores discográficos nacionales, como Papaya Music y La Butaca Producciones (del artista costarricense Arnoldo Castillo), así como a casas disqueras extranjeras, entre ellas Sony Music, Universal Music, Dideca, NMI, DDM.

Ver comentarios