Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Artillería pesada contra Haití y Panamá

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 07 noviembre, 2015


Lo de Cristian Bolaños lo adelantamos en comentarios previos; su peso como titular y mundialista en Brasil le daba ventaja sobre otros aspirantes a tapar huecos en la Selección Nacional debido a las lesiones de algunos de sus habituales integrantes. Además, desde que se volvió a uniformar de morado ha sido pieza vital en la reactivación del Monstruo, como generoso generador de fútbol para que Ariel Rodríguez haga fiesta en los cordeles.
La convocatoria de Ariel es lógica y consecuente con su actual racha goleadora. Simplemente, Óscar Ramírez llama a Rodríguez en lugar del lesionado Deyver Vega y en la Tricolor no ha pasado nada.
Y a puro y legítimo fútbol y del bueno, Randall Azofeifa es citado a la eliminatoria mundialista con el apoyo unánime de los aficionados y de la prensa deportiva, que no ha sido mezquina en reconocer el enorme momento que atraviesa el mediocampista del campeón nacional. Les voy a ser honesto. Yo noto a Randall cargadito de peso de la cintura para abajo y sin embargo juega y se mueve como un carajillo, marca, recupera, ataca, sirve, remata y anota, más que suficiente para ir a llenar las ausencias de Yeltsin Tejeda y David Guzmán, estelares con Pinto, Wanchope y Ramírez respectivamente.
Que nadie se extrañe si Azofeifa sale como titular en el primer partido eliminatorio contra Haití, al lado de Celso Borges, en una cintura en la que habitualmente forman también Bryan Ruiz, Johan Venegas y Joel Campbell, ahora reforzada con la presencia de Cristian Bolaños.
Sorprende y no sorprende la ausencia en la lista de Elías Aguilar, el mejor “diez” del campeonato nacional, prueba de que en el sistema táctico que piensa utilizar el Machillo en el arranque de la eliminatoria no hay espacio para su atractivo fútbol, quizá porque el exceso de individualismo del arquitecto florense retarda la acción.
Lamentando la ausencia de Keylor Navas, ordenada desde Madrid con el beneplácito de la dirigencia local y desde luego tristes por la situación de Bryan Oviedo, la lista de Óscar Ramírez no presenta sorpresas, está el esqueleto del equipo, la formación casi habitual luce intacta, habrá que esperar si empieza Esteban o Patrick en el marco y desde luego si el regreso de Álvaro Saborío obliga al Macho a un cambio de estrategia en la zona ofensiva de la Tricolor, dado que con “Sabo” se rompe la sociedad Campbell-Ureña de muy buen entendimiento.