Enviar
Arsenal hincó al Barça
Bastaron cuatro minutos para que el equipo de Arsene Wenger se quedara con la victoria


Llegó el momento en que el Barcelona tenía que perder (2-1) ante el Arsenal de Inglaterra, que en el estadio Emirates se valió de un mal segundo tiempo de los españoles para darles un duro revés, en el juego de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.
Barcelona tenía la victoria en la mano hasta el minuto 79, después de un primer tiempo muy bueno, donde se dio gusto dominando a los ingleses y desperdiciando muchos goles, pero aun así salió ganando 1-0.
El Arsenal entendió que el contragolpe debía ser su arma y a ella se entregó en diversas acciones, ante la imposibilidad de encerrar al Barcelona en su campo. Abidal, en el min. 25, sacó de cabeza un centro tras un contragolpe que tenía la cabeza de Van Persie como destino. Minutos después, el holandés volvió a tener su momento, pero sin acierto en un fuerte disparo.
Tras el rechace de Abidal, el Barcelona respondió con un gol, que marcó Villa tras romper a la defensa por el centro para el 1-0.
Pero el Barcelona quería más. Pedro, de tacón en el min. 29 tuvo el segundo en sus botas, y Messi marcó en el 37, pero el árbitro señaló fuera de juego, cuando el argentino estaba en posición correcta.
En el complemento, en medio del agobio del Arsenal, con disparos desde todas partes, Piqué vio la amarilla en el min. 58, que le impedirá jugar el partido de vuelta en el Camp Nou.
Un pase en profundidad buscando la espalda de Piqué dejó a Van Persie la banda de donde sacó un durísimo disparo junto a la base del palo que descolocó a Valdés, y que significó el 1-1.
El gol le dio un nuevo aire al Arsenal, que encontró en el contragolpe una nueva acción de peligro en el min. 83 que acabó con el balón en los pies de Arshavin tras un pase de Nasri y con el tanto del ruso, que era 2-1, la victoria quedó en poder inglés.

Cristian Williams y EFE
[email protected]

Ver comentarios